Emery crece y Di Maria revive en un PSG de otra dimensión

Acoplado al rígido corsé táctico que exige Unai Emery, el mejor Di María revivió en la exhibición ante el Barcelona para llevar al Paris Saint-Germain a otra dimensión.

Sus dos goles fueron claves para que el conjunto francés masacrara al cinco veces campeón de Europa y se destapara como serio candidato al título, algo que sus millonarios dueños qataríes persiguen desde su llegada al club en 2012.

La prensa francesa alaba al técnico vasco tras un inicio de temporada difícil

Di María corrió, presionó, robó y marcó, en un derroche físico acorde con lo que mostraron la mayor parte de sus compañeros y con lo que había exigido Emery.

La relación entre ambos no fue sencilla al principio, cuando el vasco aterrizó en París para tratar de darle al PSG, dominador de la Ligue 1, el toque ganador que le faltaba en Europa.

Anárquico en su juego, al argentino se le atragantó la obsesión táctica de Emery, hasta el punto de que llegó a perder la titularidad. Hasta el martes sólo había marcado cinco goles.

"¿Qué factores de la demostración parisina se pueden atribuir a Emery?", se preguntó el diario francés Le Monde. Lo cierto es que el técnico vive su momento más dulce en Francia. Pero no siempre fue así. De hecho, en sus primeros meses los mediocres resultados de su equipo le reportaron más de un titular punzante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios