fútbol El San Fernando CD vence al Córdoba B (0-3)

Olimpismo l El día después a Pekín 2008

"Divertirse será la clave"

  • Londres 2012 no tiene miedo tras la perfección organizativa de Pekín · El Comité Organizador pretende alejarse de la espectacularidad china y acercarse al espíritu británico

El ánimo olímpico de Londres es estupendo. Apenas terminaron los Juegos de Pekín, el futbolista David Beckham se entusiasmaba ya con el "sentimiento olímpico" y el alcalde londinense, Boris Johnson, prometía "una fiesta inolvidable" para dentro de cuatro años.

Nadie en el comité organizador de Londres 2012 (LOCOG) tiene miedo después de la perfección organizativa de China. Al contrario. En la conclusión del jefe del LOCOG, Sebastian Coe, incluso hubo alguna crítica oculta a los organizadores chinos. "No estamos intimidados. Sabíamos que China tendría instalaciones deportivas de primer nivel", declaró Coe, cuyo padre murió durante los Juegos. "Pero grande no necesariamente significa mejor".

Tras la borrachera de oro británica en China, con 19 campeones olímpicos, incluso la prensa inglesa estaba "very amused" (muy entusiasmada) y miraba segura de sí misma hacia el año 2012. The Sun respondió a la pregunta "¿Cómo vamos a tomar el testigo tras los espectaculares Juegos Olímpicos de Pekín?" con tranquilidad y seguridad: "Divertirse es la clave (...) Pero no intentando imitar el exhibicionismo superorganizado, presentado sin errores y con las cuentas bancarias explotando, por muy espectacular que eso haya sido. Nosotros apostaremos por la diversión, una pizca de excentricidad, un poco de ironía y un toque de humor autocrítico".

Más de cien empleados británicos del LOCOG acumularon valiosas experiencias en la capital china. "Para muchos, fue la primera vez en unos Juegos. Fue como cuando uno ve a sus hijos despertar, correr la cortina y ver nieve por primera vez", relató Coe, que de forma similar a sus colegas pekineses anuncia "Juegos Olímpicos para los atletas".

Coe rechaza hacer cambios en los horarios para satisfacer al gigante de la televisión NBC. La poderosa cadena estadounidense impuso en China que las finales de natación fueran por la mañana, a la mejor hora del prime time en Estados Unidos.

El impactante éxito del equipo británico en Pekín hace su trabajo un poco más fácil. El primer ministro, Gordon Brown, lucha por su supervivencia política, pero el apoyo de la opinión pública y los medios es grande tras la buena cosecha de medallas. Reino Unido tuvo sus mejores Juegos en cien años. En los Juegos de Londres de 1908 ganó como anfitriona 56 medallas de oro.

Vancouver, en tanto, anunció como próximo anfitrión olímpico de los Juegos de Invierno 2010 "claros contrastes con Pekín". Atmósferas festivas en toda la ciudad y un ambiente distendido en los estadios. "Y nosotros permitiremos las protestas. Eso forma parte de Canadá", dijo John Furong, jefe del comité organizador, VANOC. "Queremos que cada habitante de Canadá tenga la sensación de que es parte de nuestro proyecto". Goodbye Pekín. Hello Vancouver y Londres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios