Diego Rivas estará dos meses de baja por su lesión

  • El medio centro sufre una rotura fibrilar y admite que ahora irá con más tacto para reaparecer

Otra mala noticia para el Cádiz y el cadismo. Después de conocerse que Cristian estará unas seis semanas de baja por una rotura fibrilar en el recto anterior, ayer se supo que Diego Rivas estará convaleciente ocho semanas. El centrocampista sufre una rotura de dos centímetros en la unión del miotendinoso del bíceps femoral de la pierna derecha. Se trata de un serio contratiempo para el equipo cadista, ya que el manchego es el único medio centro de características diferentes al resto, algo más desenvuelto en la salida del balón.

El doctor Fernández Cubero comenta sobre la lesión "cuando él nos contó las sensaciones que había tenido sobre el césped nos temimos que se había roto, pero hasta que no lo confirman las pruebas no puedes estar seguro del todo. Él tuvo problemas en la otra pierna y también en ésta y prefirió volver a jugar teniendo algunas molestias. Ahora sólo hay que pensar en que la recuperación sea lo mejor posible y a las cuatro semanas se le repetirán las pruebas para ver cómo marcha la cicatrización".

Mientras, el jugador se encuentra relativamente animado, ya que desde el pasado sábado está mentalizado de que tendrá que estar un largo periodo sin poder actuar. "Ya me podía hacer una idea de la lesión que tenía por las sensaciones que noté dentro del campo y por el ruido que escuché. Son cosas que pasan y ahora sólo puedo pensar en recuperarme bien para unirme lo antes posible al equipo".

Es lógico que se intente conocer cuándo podrá reingresar en el grupo, pero el jugador no se marca un plazo concreto, por más que se hable inicialmente de un periodo de inactividad de unas ocho semanas. Ya comentó a este periódico el domingo que se había precipitado en su anterior reaparición, pero que no se arrepentía. Ahora, tras saber que puede pasarse dos meses en el dique seco, sigue pensando lo mismo: "A medida que me vaya encontrando bien y vaya cicatrizando la rotura se podrá pensar en volver a jugar. Es una tontería hablar de una fecha en este momento. Ahora voy a ir con un poco más de tacto que en la lesión anterior, pero no me arrepiento de nada. Yo soy así y no me importa correr riesgos".

A su lesión hay que unir los problemas físicos que mantiene Fleurquin, que sigue siendo duda para el domingo. Rivas considera que en la plantilla hay efectivos para no pasar apuros: "Confío plenamente en mis compañeros. Parri, Bezares o Miguel lo pueden hacer muy bien. Estoy seguro de que cuando vuelva nos estaremos jugando el ascenso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios