Fútbol l Liga BBVA

Destellos y tres puntos

  • El Real Madrid supera gracias a Higuaín y su pegada a un Mallorca desconocido

real madrid: Casillas, Arbeloa, Garay, Albiol, Marcelo, Gago, Xabi Alonso (Guti, 82'), Van der Vaart (Granero, 21'), Kaká (Benzema, 68'), Higuaín y Cristiano. mallorca: Aouate, Josemi, Rubén, Nunes, Ayoze, Mario, Martí, Borja Valero, Julio Álvarez (Keita, 57'), Chori Castro, Aduriz (Pezzolano, 76') y Martí (Casadesús, 82'). Árbitro: David Fernández Borbalán (andaluz). Amonestó a Keita, Borja Valero y Martí. Goles: 1-0 (8') Higuaín. 2-0 (49') Granero. Incidencias: Encuentro correspondiente a la 17ª jornada de Liga de Primera disputado en el Santiago Bernabeu ante unos 57.000 espectadores. Antes del encuentro, el secretario de Estado para la Unión Europea en España, Diego López Garrido realizó el saque de honor. Se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la selección de Togo.

La puesta en escena del Real Madrid 2010 ante la afición del Santiago Bernabéu acentuó el cerco al liderato que mantiene ocupado al cuadro del chileno Manuel Pellegrini, reencontrado con la victoria tras el empate en Pamplona en medio de un paisaje invernal, inusual en el recinto blanco.

La intensa nieve no aplacó el empuje madridista ante un adversario temido por su currículo y sus méritos en el presente curso, que se advirtió desdibujado y aparentemente distante de la lucha por los puntos en juego.

El Real Madrid prolongó el buen juego de sus últimos encuentros, con el lapsus de Pamplona. Movió el balón con soltura, sobre todo al principio, beneficiado por el dinamismo que otorgan las acciones de Kaká. Se le puso pronto de cara la situación, además, al cuadro blanco. A los ocho minutos, Higuaín recibió un balón en el vértice del área, buscó el centro y, con la izquierda, en parábola, envió el balón lejos del alcance del israelí Dudu Aouate.

Pudo ampliar su ventaja después, pero la falta de puntería fue evidente y sobre todo en el tramo final de la primera parte, cuando Cristiano Ronaldo echó fuera un envío de Álvaro Arbeloa, a escasos metros de la meta del equipo visitante, que careció de mordiente y que fue incapaz de rentabilizar las imprecisiones en la medular de Gago y de Xabi Alonso.

Las sospechas generadas por la estrechez del marcador se disiparon en la reanudación, cuando Granero empalmó, en el segundo palo, un centro de Higuaín. Un tiro de Ronaldo fuera, otro de Kaká a las manos de Aouate, junto al de Granero, alto, pudieron ajusticiar del todo al Mallorca, mediatizado por el esfuerzo copero, más excesivo aún con la permanente nieve que cayó en el césped, visible, sobre todo, en la segunda mitad.

Con los brazos de los visitantes caídos, la expectación se centró en el retorno de Guti, recibido con división de opiniones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios