fútbol liga santander

Denis y Paulinho desatascan

  • El Barça remonta con goles de dos suplentes el tanto de un Getafe que juega con seriedad

El centrocampista del Barcelona Paulinho dispara para marcar el gol de la victoria en Getafe. El centrocampista del Barcelona Paulinho dispara para marcar el gol de la victoria en Getafe.

El centrocampista del Barcelona Paulinho dispara para marcar el gol de la victoria en Getafe. / Rodrigo Jiménez / efe

La aparición de Denis Suárez en la segunda parte tras sustituir a Andrés Iniesta empujó al conjunto azulgrana hacia la victoria en un choque marcado por el golazo del japonés Gaku Shibasaki que no pudo evitar que su rival asentara su liderato en la Liga.

Había inquietud por conocer la táctica del Getafe. Bordalás creó un laberinto en el centro del campo del que no supieron salir los jugadores del Barcelona. Sobre todo en la primera parte, en la que sólo un disparo de falta de Messi que salvó Guaita con una gran parada, inquietó al conjunto azulón.

El Getafe se dedicó a esperar. Lo hizo muy ordenado, con equilibrio y vigilando a Messi. Bordalás puso a un jugador pegado al argentino. Entre Bergara, Arambarri, Fajr y Amath se turnaron para pegarse con velcro al azulgrana, que no pudo hacer de las suyas casi nunca.

Mención aparte merece Arambarri. El uruguayo no es un fichaje cualquiera, es un buen e incansable futbolista. Junto a Shibasaki, el refuerzo del Getafe sobresalió por encima de sus compañeros en la primera parte. Ambos, se convirtieron en gigantes.

El primero con más mérito, por su trabajo oscuro. El segundo, gracias a su golazo. Entre tanto fútbol táctico, en el que apenas Arambarri inquietó con un disparo lejano y Jorge Molina estuvo a punto de rematar a la red un centro que al final fue fuera de juego, apareció Shibasaki para marcar el probable gol de la jornada.

El tiempo se paró en el minuto 40. El habilidoso medio nipón caminaba por el balcón del área del Barcelona. Entonces, un despeje bombeado de la defensa azulgrana llegó a sus dominios y voleó como no se había visto hace mucho tiempo en el Coliseum.

El tanto del Getafe y la falta de Messi que desvió Guaita marcaron el epílogo de una primera parte local perfecta y de 45 minutos grises del Barcelona, anulado totalmente por su rival y por detrás del marcador después de encajar su primer gol en la Liga.

Sin Dembele en el campo por lesión y con el cambio de Iniesta por Denis Suárez, el partido tomó otra dimensión. El Getafe siguió con la misma táctica, encerrado atrás, y el Barcelona imprimió algo más de velocidad a la pelota para desmontar al rival.

Denis Suárez fue fundamental en la transformación azulgrana. Imprimió carácter y a los 17 minutos de la reanudación se encargó de empatar con un disparo desde dentro del área tras una gran jugada de Sergi Roberto.

El tanto no dejó grogui al Getafe, que poco antes había perdido a Shibasaki, por lesión. Los hombres de Bordalás siguieron a lo suyo, con contragolpes peligrosos con los que intentar rematar al equipo de Valverde.

En uno de ellos, Fajr pudo hacer el 2-1 a menos de diez minutos para el final, pero el poste lo impidió. Del 2-1 se pasó al 1-2 en un suspiro: Paulinho, que pocos minutos antes había entrado, dio la victoria a su equipo con un gran gol, curiosamente al contragolpe. Así ganó el Barça, con el empuje de Denis Suárez y con un arma que empleó su rival durante los 90 minutos. El equipo de Valverde volvió a ganar, pero sufriendo,.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios