fútboL SALA PRIMERA DIVISIÓN FEMENINA

Crónica de un descenso anunciado

  • El Cádiz FS pierde la categoríaal caer frente al Alcorcón al final

Las gaditanas tiraron de orgullo para poner las cosas difíciles a las madrileñas. Las gaditanas tiraron de orgullo para poner las cosas difíciles a las madrileñas.

Las gaditanas tiraron de orgullo para poner las cosas difíciles a las madrileñas. / JULIO GONZÁLEZ

Se acabó lo que se daba. Era cuestión de tiempo y ayer se confirmó lo que parecía ya a estas alturas inevitable. El Cádiz FS certificó su descenso a Segunda División femenina y lo hizo siguiendo la línea de lo que ha sido su temporada, un curso plagado de dificultades y adversidades, y por supuesto no exento de mala fortuna. Una vez más, cuando el conjunto de la Tacita de Plata acumuló méritos para obtener mayor recompensa, la suerte le dio la espalda. En esta ocasión, en forma de gol visitante cuando el encuentro estaba a punto de concluir. El punto voló y las matemáticas hicieron el resto. A falta de seis jornadas, el Guadalcacín, que marca la frontera de la permanencia, resulta ya inalcanzable para las gaditanas.

Un descenso anunciado, pero no por ello menos doloroso, que se produjo precisamente el día en el que las chicas de Kiko Oliva ofrecieron una muy destacada actuación ante un rival poderoso, el Alcorcón, un candidato al título que se ha descolgado pero pelea, en cualquier caso, en la zona alta.

Como parecía lógico a tenor del potencial del contrincante, las locales le cedieron el balón desde el inicio y se afanaron en defender con orden y disciplina. Pese al dominio absoluto de las visitantes, que obviamente gozaron de oportunidades, las de casa también pudieron marcar a la contra. Sin embargo, un error de marca supuso el 0-1 y una salida rápida tras un saque de córner trajo consigo el 0-2 con el que se llegó al descanso.

A la vuelta del vestuario la tónica no varió. Ni siquiera cuando un tiro lejano colocó el 0-3 en el electrónico. Eso sí, las jugadoras del Cádiz FS tiraron de orgullo y, lideradas por Noe, recortaron distancias hasta empatar a la media hora. El choque estaba donde quería Oliva. Las madrileñas apretaron, las gaditanas aceptaron el reto de sufrir, pero a falta 19 segundos un remate tocó en la defensa y se coló. Una acción de infortunio que resume lo que ha sido la campaña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios