fútbol El San Fernando CD vence al Córdoba B (0-3)

Fútbol l Liga BBVA

Cristiano se basta y se sobra

  • Tres goles del delantero portugués catapultan al Real Madrid a una holgada victoria en su visita a Mallorca que le mantiene vivo en la pelea por el título al quedarse de nuevo a un solo punto del Barcelona

La Liga sigue muy viva tras la espectacular exhibición de Cristiano Ronaldo en Son Moix, donde el portugués marcó tres de los cuatro goles en la victoria de su equipo (1-4) ante el Mallorca, que marcó pronto por medio de Aritz Aduriz, pero no supo resguardar la ventaja.

El Madrid quiso imponer sus galones desde el principio. Muy metido en el partido, el equipo del chileno Manuel Pellegrini movió el balón con la pausa y el criterio necesarios como para sembrar serias dudas en un Mallorca que se quedó a medio camino entre presionar bien arriba, o hacerlo más atrás.

Una vez arrinconados los nervios, el Mallorca demostró por qué está peleando por la Champions, primero, con un gol anulado al uruguayo Chori Castro (min. 5) por un fuera de juego muy ajustado, y poco después, con el gol de Aritz Aduriz (min. 15) que provocó una explosión de júbilo en las gradas.

Los jugadores de Gregorio Manzano se crecían al mismo ritmo que bajaba la autoestima de sus rivales, superados, a ratos, por el ejercicio de fe de un Mallorca al que el destino puso en una tesitura en la que no confiaban ni los hinchas más acérrimos al principio de la presente temporada. En dos ocasiones (mins. 31 y 33) Iker Casillas evitó el segundo gol mallorquinista tras sendos remates a la media vuelta de Borja Valero y Castro. Su colega en la otra portería, el israelí Dudú Aouate, había hecho lo propio en un mano a mano con el argentino Gonzalo Higuaín (min. 24)

Cristiano Ronaldo, muy motivado, se encargó de volver a situar a su equipo en la estela del Barcelona al romper el empate 1-1 que reflejaba el marcador (min. 56). De nuevo, como en el primer gol, tras recibir un pase milimétrico de Sergio Ramos. El Madrid había salido con mucha determinación en la segunda parte, circunstancia que hizo recular al Mallorca, que lo pasó muy mal durante muchos minutos. El equipo de Pellegrini, con Guti en el sitio de Kaká, se hizo amo y señor del partido. Mandaban lo madridistas con autoridad ante un rival escaso de fuerzas y de argumentos, que observó cómo el luso hacía dos nuevos tantos que ponían el marcador en un inesperado 1-3.

La defensa del Mallorca respiró hondo cuando Cristiano Ronaldo dejó su sitio al francés Karim Bemzemá (min. 81). El portugués fue ovacionado en el Ono Estadi por un público que supo reconocer la categoría del futbolista luso.

El Madrid se recreó en los últimos instantes -Higuaín marcó el cuarto- y el Mallorca asumió la derrota como algo inevitable, dolorosa, porque aunque la Europa League la tiene en el bolsillo, aspira a más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios