Consejos básicos sobre el 'putt' para un correcto juego sobre el 'green'

  • Cuando llegamos al 'green' muchos jugadores sufren una transformación y pierden la seguridad que han tenido en los golpes largos · Veamos las ideas básicas

Antes de entrar en detalles quiero dejar bien claro que los métodos que se siguen con este palo son a veces muy personales, pero totalmente válidos, siempre que los resultados que se obtengan sean satisfactorios para el jugador. Me imagino que el lector lo tendrá en cuenta y que este consejo no será necesario, admitiendo que cada uno adopte posturas más o menos ortodoxas.

EL GRIP

Podríamos decir que cualquiera puede ser bueno, siempre que se consiga el movimiento de palo por medio del cual el impacto con la bola sea correcto. Y ¿qué es lo que buscamos con este impacto? Principalmente que la cara del palo llegue a la bola "totalmente cuadrada".

Para ayudarnos en este importante requisito, trataremos de identificar las palmas de nuestras manos con la cara del palo y tratar de buscar el paralelismo de la palma de la mano derecha con la cara del putter.

Partiendo pues de la posición de las palmas enfrentadas entre sí, podríamos adoptar el grip más comúnmente utilizado por casi todos los buenos jugadores (con sus pequeñas variantes) que es aquél en el que la mano izquierda apoya sus cinco dedos en el puño del palo y la mano derecha se entrelaza montando el dedo índice de la derecha encima del meñique y anular de la izquierda. De esta forma las dos manos trabajan lo más unidas posible, como si de una sola se tratara.

la posición

La posición de pies y cuerpo deben ser lo más paralelas posible a la línea en que intentamos enviar la bola, aunque el recorrido que realiza la cabeza del putter no sigue ese paralelismo todo el tiempo.

Teniendo en cuenta todo lo anteriormente dicho, es necesario verificar el recorrido que debe seguir la cabeza del palo e intentar automatizar dicho movimiento a través de mucha práctica, aunque sea sin bola.

Una buena comprobación del swing se consigue practicando paralelamente colocado de frente a una pared, con el putter muy próximo al rodapié y la cabeza del jugador apoyada en dicha pared. Cuando levantamos el palo y el movimiento es correcto, la cabeza del putter deberá perder el paralelismo con el rodapié desviándose ligeramente hacia dentro. (Conviene aclarar que la palabra "dentro", en golf, significa el espacio que hay desde la bola hacia nuestro cuerpo). Cuanto más largo sea el movimiento, más hacia dentro irá la cara del palo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios