Desde China a Tercera y Segunda B

  • Los partidos Lebrijana-Xerez CD, XCD-Alcalá y Espeleño-Arcos de esta campaña, entre los investigados

28 futbolistas, entre ellos Antonio Bello (Xerez DFC) fueron detenidos el pasado lunes por agentes de la Unidad de Delitos Especializados y Violentos (UDEV) de la Policía Nacional, en el marco de la Operación Pizarro llevada a cabo en toda España contra el amaño de partidos de fútbol. Según ha trascendido de fuentes de la investigación, los jugadores implicados, a sueldo de una organización cuyo cabecilla sería el exfutbolista vasco Jonan García -detenido anteayer en Argentona-, además de influir en los resultados de los partidos determinaban jugadas más complicadas de detectar: forzaban saques de esquina, faltas, fueras de juego, penaltis, mostraban pasividad defensiva y también implicaban a otros compañeros de que hicieran lo mismo.

La Policía maneja una lista de 51 encuentros en rojo, 15 del primer tramo de este cursoCon la operación abierta, no se descartan nuevas detenciones, incluso de árbitros investigados

La trama desarticulada el pasado lunes por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional ha estado dirigida por el Juzgado de Instrucción número 1 de Zafra (Badajoz) y los 28 detenidos con los que se ha saldado hasta el momento el dispositivo son de Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia y Cataluña.

Según informa El Confidencial, los partidos bajo sospecha han sido detectados por Federbet, un organismo sin ánimo de lucro que lucha contra las apuestas ilegales en el deporte rastreando las oscilaciones fraudulentas de las cotizaciones de las apuestas en los principales mercados.

Para detectar posibles fraudes, Federbet utiliza dos sistemas. Por un lado, supervisa directamente las cotizaciones de los partidos y, por otro, recibe informes de operadores de apuestas con los que tiene acuerdos. "No es difícil detectar los amaños porque en caso de grandes entradas de dinero las cotizaciones se vuelven locas", apunta Baranca, director general de Federbet, a El Confidencial: "El ejemplo clásico es cuando las apuestas de que habrá goles en un partido que va 0-0 empiezan a caer en vez de subir conforme pasan los minutos. Tenemos un algoritmo creado junto a la Universidad de Lugano que da increíbles resultados".

La lista de partidos en rojo, que ha sido utilizada por la policía en su investigación, incluye un total de 51 enfrentamientos: 10 de la temporada 2015/16, otros 26 de la 16/17 y 15 de la primera mitad de la 17/18.

En la lista de la actual temporada, siempre según el periódico digital, aparecen dos encuentros del Xerez CD, el primero el que ganó a la Lebrijana en la primera vuelta por 1-3 y el segundo, el que también sacó adelante frente al Alcalá por 3-0 en La Barca. También se incluye un choque del Arcos, el que ganó al Espeleño en tierras cordobesas (14 de enero). En todos los casos, hay que dejar claro que las autoridades actuan contra los futbolistas y no contra los clubes.

Entre el resto de los partidos, destacan el Racing de Ferrol-Coruxo de Segunda División B, que se disputó en diciembre de 2016 y que terminó 5-2, y un Real Murcia Imperial-Águilas del Grupo XIII de la Tercera, que se jugó el mismo mes y finalizó 3-0.

Asimismo, también está señalado un Jumilla-Écija de 2ª B en diciembre que finalizó 0-0. Jugadores de esos encuentros fueron detenidos por agentes de la UDEV y uno de ellos superó los 5.000 euros de ganancias al apostar por un inusualmente alto número de saques de esquina.

De esta forma, las irregularidades habrían afectado al propio resultado de los partidos (minuto de los goles, orden, resultado al descanso, al final...). En las casas de apuestas asiáticas, que concentran los mayores movimientos de dinero y son utilizadas por las mafias de amaños por la opacidad que garantizan, es imposible apostar por el número de córners, saques de banda o expulsiones de partidos de categorías tan bajas como la Segunda B y Tercera de España. Esas apuestas en elementos secundarios del juego sólo son posibles con operadores nacionales, que limitan el importe de las ganancias y abren comunicación directa con las autoridades en caso de que salte una alarma.

Dos centenares de policías liderados por la Sección de Control del Juego del cuerpo son los que han participado en la macrooperación del lunes contra los amaños en Segunda B y Tercera¡ y el Juzgado número 1 de Zafra fue el que inició las pesquisas hace un año, cuando se presentó la primera denuncia en relación a varios partidos disputados en Extremadura. Tras esos primeros datos, los agentes pusieron en marcha un dispositivo en colaboración con LaLiga con el fin de identificar más encuentros sospechosos. Por el momento, y desde que comenzaron las pesquisas, el Juzgado número 1 de Zafra mantiene el secreto de las actuaciones.

El despliegue policial ha sido importante y durante toda la jornada del lunes participaron en la operación más de 200 efectivos para, de manera coordinada, practicar las detenciones y evitar en lo posible fugas de información y destrucción de pruebas. Los agentes han registrado despachos e instalaciones deportivas de varios clubes españoles por la conexión con una supuesta red de amaños que se gestionaba desde China.

Las primeras diligencias apuntan a que dos exfutbolistas controlaban la trama, que contaba con la colaboración de otros jugadores distribuidos en diferentes clubes. Estos últimos permitían a través de sus acciones deportivas que el resultado cambiara y favoreciera los intereses de la organización.

Además de la Policía Nacional española, también está actuando la Europol porque se han detectado las conexiones de la trama con otros futbolistas europeos y se sospecha que la red puede tener más alcance.

La operación no esstá cerrada, sigue su curso y en los próximos días se esperan nuevas detenciones, sin descartar la de árbitros que están siendo ya investigados por sus sospechosas decisiones en algunos de sus partidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios