Fútbol l Ascenso a Tercera División

En el Chiclana se sienten "maltratados"

  • Bolli aclara que "esto no es una pataleta sin fundamento, pedimos que se haga justicia y nos sentimos ninguneados"

Comentarios 2

Diego Vega, Manolo Piñero y José Alba Bolli, vicepresidente, relaciones públicas y entrenador del primer equipo del Chiclana, respectivamente, comparecieron ayer en rueda de prensa para mostrar su descontento por el trato recibido por parte de la Federación Andaluza de Fútbol (FAF), en lo que a lo sucedido en el Coria-Chiclana se refiere.

Piñero expuso lo sucedido la pasada semana, cuando el club blanco pidió la suspensión cautelar al Comité de Disciplina Deportiva para no disputar los minutos restantes, tal y como les obligaba el Comité de Apelación. "A pesar de tener diez días para poder apelar, nos obligan a reanudar el partido el domingo, hecho este por el que recurrimos y nos deniegan esa suspensión. Es por esto por lo que nos sentimos maltratados por parte de la Federación. Sentimos que nos maltrataron sobre el terreno de juego y ahora en los despachos", aseguró el relaciones públicas del Chiclana.

Además, Piñero destacó que la propia FAF se contradice en algunos puntos de sus resoluciones y que "prácticamente echan toda la culpa de lo que sucedió en el partido al Chiclana. Es por ello también por lo que queremos mostrar nuestra repulsa hacia la Federación, sobre todo, porque nos sentimos engañados por ella", puso de manifiesto el directivo.

Bolli, por su parte, hizo mención a esas contradicciones a las que hizo referencia Piñero, leyendo parte de la resolución de la FAF. Esa lectura se basó en los puntos sobre la invasión de campo. En uno de ellos, según la versión de las fuerzas de seguridad, no se le daba importancia a la misma y en otro, según el árbitro, sí. Además, el técnico blanco añadió que "ante todo queremos dejar claro que esto no es ninguna pataleta sin fundamento. Nosotros nos acogemos al artículo 66 en sus apartados c, d y e para pedir que se nos dé el partido por ganado. Los hecho ocurridos en Coria fueron graves y las resoluciones, tanto del Comité de Competición como del de Apelación, son difíciles de entender. Es por eso que nos sentimos ninguneados", afirmó el entrenador.

Bolli aseguró también que "hubo hechos que no debieron haber ocurrido, pero lo único que queremos es que se reconozca lo que pasó". Una vez más, el técnico blanco manifestó que "llegaremos hasta donde haga falta para que se haga justicia, aunque sabemos que va a ser difícil que ganamos esto". A pesar de ello, el entrenador se siente optimista, sobre todo porque "en ningún momento se ha dado por finalizado el partido".

Bolli también señaló en la rueda de prensa de ayer que "si el fallo de ambos comités fueran justos, se asemejaran a lo que ocurrió en el partido y las razones fueran válidas para que no se nos dé el partido por ganado, podríamos entenderlo. No obstante, creemos que lo que allí sucedió no pasa ni por reanudar el partido ni por cerrar por un encuentro el campo al Coria", dijo.

Aunque la suspensión cautelar le fue denegada al Chiclana, tanto Bolli como Piñero han asegurado que el recurso sigue su curso en el Comité de Disciplina Deportiva y que "la no comparecencia en Alcalá el domingo también es recurrible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios