Carácter, trabajo y mucha experiencia

Comentarios 1

El Cádiz se ha puesto en manos de Julián Rubio, un entrenador que se ha convertido en un clásico de la categoría y que siempre aparece en muchas quinielas a lo largo de la temporada por ser un técnico que está avalado por una trayectoria llamativa. Capaz de clasificar a equipos muy cerca de la zona de ascenso, últimamente se ha especializado en ocuparse de equipos con problemas.

Destaca por su fuerte personalidad, aunque ello no le impide tener un trato cordial con el vestuario. Trabajador incansable, se caracteriza por ser un técnico que es capaz de adecuar su sistema de juego a los futbolistas con los que cuenta, aunque inicialmente su idea es la realizar un fútbol atrevido. No se puede esperar, claro está, que el Cádiz vaya a ser con él un equipo muy ofensivo porque conoce cómo se las gastan los rivales de esta categoría, pero sí se puede asegurar que sus equipos se han caracterizado en muchas ocasiones por hacer muchos goles, por tener mucha presencia en el área del rival.

Inicialmente, su sistema predilecto es el 4-1-4-1, con dos jugadores abiertos a las bandas, dos medias puntas con llegada y un delantero de referencia. Le gusta que sus equipos presionen arriba, aunque para ello debe tener muy claro que disponga de futbolistas rápidos, sobre todo en la defensa, que tiene que adelantarse, con el riesgo que ello conlleva.

Con una destacada carrera como futbolista a sus espaldas, este albaceteño de 55 años ha pasado en Segunda A por equipos como el Sevilla, el Albacete, el Elche, el Poli Ejido y el Ciudad de Murcia. Tanto a los ilicitanos como a los manchegos los colocó en quinta posición al final de la temporada y podía presumir de realizar un buen juego. Como cualquier técnico habitual en Segunda también ha pasado por momentos negativos, pero su carácter garantiza que no pasará inadvertido en la plantilla. No vendrá con la consigna de usar la mano dura porque no es su estilo, pero sí debe cambiar el rumbo del equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios