cádiz c.f.

"Si el Cádiz teme descender, apaga y vámonos"

  • Lillo, entrenador de la Real Sociedad, no cree que el partido sea tan decisivo · El técnico ensalza la calidad del Cádiz

Comentarios 6

Con fama de ser mejor teórico que entrenador, los números respaldan a Juanma Lillo desde que se hizo cargo del banquillo de la Real Sociedad. Cinco partidos con un balance de tres triunfos y dos derrotas. Para sus detractores seguirá siendo un filósofo futbolístico, pero el caso es que va a pelear hasta el final de la Liga para ascender y que el año próximo puede ser el ayudante de Pep Guardiola en el Barcelona. Algo tendrá.

Resulta muy agradable conversar con él de fútbol y ayer estaba preocupado por unas palabras suyas aparecidas en un periódico donostiarra sacadas de un entrenamiento en las que, teóricamente, despreciaba a algunos jugadores cadistas. "Se incorpora en diagonal, eso sí, sólo para tirarse en el área" era una de las perlas. Lillo quiere aclarar que han sido sacadas de contexto. "Si han sonado de un modo despectivo pido disculpas y querría aclarar que se han sacado de contexto. Es algo privado entre mis jugadores y yo y sólo destaco las cualidades de varios jugadores del Cádiz. A Enrique lo respeto mucho y ni mucho menos quiero dar de él la imagen de un jugador tramposo. También sacan una frase sobre Cristian, que es casi como un hijo para mí, y también destaco a Miguel García y a Gustavo López. No se me ocurriría faltarles al respeto".

Más bien, el entrenador nacido en Tolosa se confiesa un admirador de la plantilla cadista. Habla y no para de su calidad individual... "Ahora parece haberse olvidado, pero la plantilla del Cádiz fue construida por gente como Del Bosque o García Ramón. Era impensable que un futbolista como Gustavo López jugara en Segunda y lo lograron. Lo que sucede es que el fútbol no da cabida a todos y otros equipos han hecho méritos para estar arriba, pero reunir a gente como Gustavo, Dani, Natalio, Kosowski, Enrique, Paz, Fleurquin, Bezares, Parri... Eso es muy difícil y las cosas no les están saliendo, pero nos lo pondrán muy complicado, contando además con esa afición, que es capaz de llevar en volandas a su equipo".

Sólo lleva cinco jornadas metido de lleno en la Segunda de este año, pero ha visto vídeos del Cádiz y cree que ha hecho méritos para algo más desde que está Raúl en el banquillo cadista: "Ganaron en Soria y después vi el partido contra el Sporting, en el que merecieron mucho más. Vamos a dejarlo en que fue un partido rarito, con cosas extrañas que marcaron el resultado. Sé que en Ferrol también hizo un buen partido, pero no tengo un conocimiento profundo de cómo está funcionando".

Sí tiene claro que el partido de mañana no puede ser calificado como decisivo para ninguno de los dos equipos: "Conozco perfectamente los miedos que se tienen en esta categoría cuando te ves abajo, pero si el Cádiz tiene miedo a descender, apaga y vámonos. Hay muchos enfrentamientos directos y, si acaso, lo que se está jugando es dar un golpe y salir de ahí por completo. Si el Cádiz tiene miedo, cómo estarán los ocho que tiene por debajo. No sé hasta qué punto se puede hablar de partido decisivo porque después quedarán cinco jornadas y puede pasar de todo".

No le da importancia a las bajas de su equipo en el centro del campo porque "si salimos perdiendo en algo, seguro que también salimos ganando en algo con los que entren". Mientras tanto, su nombre suena para ser el segundo de Guardiola en el banquillo azulgrana, algo que aparca más allá del 15 de junio, fecha de finalización del campeonato en Segunda. "El 15 de junio y la Real Sociedad es lo único en lo que tengo que pensar. Si llevamos hablando de esa fecha desde el principio de temporada no vamos a cambiar ahora. Lo que tenga que venir, vendrá. Igual nos matamos mañana, quién sabe". Genio y figura. Y entrenador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios