Bryant lidera una épica remontada

Los Lakers sufrieron y se encomendaron a Kobe Bryant para lograr la primera victoria de la final de la Conferencia Oeste ante San Antonio Spurs, en un encuentro donde los angelinos fueron perdiendo de 20 puntos, pero un gran final de Kobe y Gasol les permitió dar la vuelta al marcador.

Confiados de que San Antonio, vigente campeón, afrontaba el duelo cansado tras la dura serie ante los Hornetts y tras sus problemas para llegar a Los Ángeles, los angelinos saltaron a la cancha del Staples fríos y con una primera parte para olvidar que permitieron a los texanos dominar el encuentro con un acertadísimo Tim Duncan que acabó con 30 puntos y 18 rebotes.

Duncan encontró su pareja perfecta en el base francés Tony Parker (18 puntos y 10 rebotes), que dirigía a la perfección a los suyos y anotaba con facilicidad, unido al buen hacer del bloque texano que no necesitó del empuje del mejor Ginóbili.

Mientras San Antonio se lucía, los angelinos parecían meros espectadores del encuentro, sobre todo Kobe Bryant, que no entraba en juego y tan sólo logró 2 puntos en la primera parte, mientras que veían como las diferencias aumentaban a lo largo del segundo parcial.

Kobe Bryant (27 puntos, cinco rebotes y nueve asistencias) salió en ayuda de su equipo cuando más le necesitaban, demostrando una vez más que su título de Mejor Jugador no es un regalo sino un reconocimiento a su brillante campaña. El escolta despertó de su letargo y lo demostró, logrando un contundente parcial de 14-0 que metió a Lakers en el partido.

En el último cuarto el americano no se vio sólo, ya que Pau Gasol le secundó en sus acciones, y los Lakers igualaron el partido a falta de poco más de dos minutos para el final (85-85). Pero Kobe no falló a falta de 23 segundos y adelantó a los locales que sentenciaron con Vujacic tras un fallido triple de Ginóbili.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios