tenis copa davis

Bautista deja a España a medias

  • El británico Norrie, que no jugaba en tierra desde hacía cinco años, gana al castellonense y pone el 1-1 en la eliminatoria

  • Albert Ramos cumple frente a Broady, 165 del mundo

El británico Cameron Norrie es abrazado por su capitán, Leon Smith, tras ganar a Roberto Bautista. El británico Cameron Norrie es abrazado por su capitán, Leon Smith, tras ganar a Roberto Bautista.

El británico Cameron Norrie es abrazado por su capitán, Leon Smith, tras ganar a Roberto Bautista. / carlos díaz / efe

Cameron Norrie, un debutante en Copa Davis que no había jugado un partido en tierra batida en cinco años, dio la gran sorpresa de la jornada al derrotar a Roberto Bautista en cinco sets e igualar 1-1 la eliminatoria de la primera ronda del Grupo Mundial de la Copa Davis, que se disputa en el C.T. Puente Romano de Marbella entre España y Gran Bretaña.

Dos partidos disputados y todo se decidirá mañana. Ése es el resumen tras la victoria de Albert Ramos contra Liam Broady por 6-3, 6-4 y 7-6 (6) y la épica de Norrie ante Bautista, por 4-6, 3-6, 6-3, 6-2 y 6-2 con 60 golpes ganadores y con el español tocado físicamente, con una sobrecarga en el cuádriceps izquierdo.

Bautista, con molestias en el cuádriceps izquierdo, fue atendido dos veces en la pista

En el estreno como capitán de Sergi Bruguera y en el regreso de España a una eliminatoria en casa, después de cuatro años (en Madrid contra Ucrania), la victoria vigésimo sexta consecutiva del conjunto español en casa (el récord lo tiene Italia con 28) se complica, y el partido de dobles de Feliciano López y Pablo Carreño contra Jamie Murray-Dominic Inglot cobra vital importancia.

Ante unos 5.000 aficionados, los jugadores de Bruguera se encontraron con una resistencia inesperada, dado su mejor posición en la lista de la ATP y que los rivales apenas pisan tierra batida.

Pero tanto Broady como Norrie salieron a luchar con la típica postura del adversario que se sabe inferior en ranking y en experiencia, pero que como no tiene nada que perder pelea hasta la última gota de sudor.

Ése fue el caso de Norrie, que jugó el partido de su vida, el primero en cinco sets, para ganar a Bautista después levantar un 0-2 en contra. El castellonense jugó más suelto de inicio, con un ritmo superior a su rival. A base de golpes ganadores (16) y acudiendo a la red cada vez que podía, Norrie logró apuntarse la tercera manga aprovechando un momento de bajón anímico de Bautista. Al buen juego del británico se unieron los problemas en el cuádriceps izquierdo del español, atendido en la pista en dos ocasiones. El castellonense, sin encontrar enmienda a su tenis, acabó entregando el partido a la primera oportunidad.

Antes, Broady, 165 del mundo, cedió en un duelo inédito. El sajón comenzó valiente e incisivo, pero su tenis se desvaneció ante la mejor derecha de Ramos, clave cuando el partido entraba en los momentos cruciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios