Baloncesto l Semifinales de la Liga ACB

El Barça sorprende al Joventut y se sitúa a sólo un paso de la final

  • Otro partidazo de Rudy Fernández pese a fallar el triple que llevaba a la prórroga

El AXA Barcelona confirmó en Badalona los pronósticos de que nada tiene que ver con el de la fase regular y se llevó un triunfo (90-93) que le pone a una victoria de la final y la próxima Euroliga.

El DKV Joventut perdió su primer partido en casa en los últimos cuatro meses y medio en el peor momento pero la fe que demostró cuando tenía el partido muy cuesta arriba a tres minutos del final (70-81) dejó claro que es un equipo hecho de una pasta especial.

La sangre fría de Alex Acker en los tiros libres cuando los locales se pusieron a un punto (84-85) a minuto y medio del final le dio el valioso triunfo a su equipo, cuyos errores infantiles casi le hacen perder un partido bien jugado. Rudy tuvo el triple que hubiera forzado la prórroga pero esta vez la estrella verdinegra, autor de 30 puntos, erró en un tiro forzado.

Los azulgranas comenzaron mejor el partido a pesar de que tres tapones de Moiso en los primeros minutos les quito de la cabeza acabar las jugadas por el interior de la zona. Un triple de Rudy tras la segunda falta de su defensor, Basile, hizo reaccionar al DKV Joventut que con un parcial de 11-0 se colocó en una cómoda renta (24-15, minuto 9).

Ilyasova lideró la reacción azulgrana, pero Rudy Fernández, primero junto a Lubos Barton y espués en conexión con Moiso y Ricky Rubio mantuvo a la Penya por delante hasta el descanso.

El DKV se mantuvo arriba en el marcador hasta que los árbitros pitaron una técnica a Rudy y Laka Jakovic puso a los azulgranas por delante (52-54, minuto 26). El AXA Barcelona supo sacar partido del bonus con 41 tiros libres anotados, en especial Lakovic que anotó 12 de sus 23 puntos desde esa línea. Los de Pascual llegaron a tener cinco puntos de renta en el tercer cuarto (60-65, minuto 29) y con un parcial de 0-11 se fueron hasta los 14 (62-76, minuto 34).

Un triple de Ribas hizo creer en el milagro (77-83, minuto 37) y el Barça se bloqueó. Un parcial de 14-2 puso el partido en un puño (84-85) a 1:30 del final. Pero el Barcelona jugó con inteligencia al buscar las faltas y los tiros libres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios