El Barbate ya trabaja para recuperar la categoría

  • Tras consumarse un descenso anunciado, la junta gestora quiere convocar cuanto antes las elecciones a la presidencia

Comentarios 1

El Barbate dejó la Primera Andaluza después de navegar en ella desde su nacimiento, es decir, durante cuatro temporadas consecutivas. El descenso se veía venir desde hace varias campañas propiciado por la falta de medios económicos y por la tardía planificación, pues, cada final de temporada, la entidad ha vivido auténticos culebrones en el apartado de presidencia y junta directiva.

Tras una época dorada en la categoría, de la mano de Francisco Andujar como presidente, donde el Barbate, primero con Paco Baena en el banquillo y luego con Juan Antonio Benítez, tuvieron el ascenso a Tercera División al alcance de la mano, el club pasó a ser presidido por José Manuel Aragón, por entonces delegado de Deportes del Ayuntamiento, que tuvo que tomar las riendas para que el club siguiera existiendo pues estaba condenado a la desaparición. No fue una temporada fácil pero se logró la salvación.

El futuro del club está ahora mismo en el aire. La Junta Gestora está manteniendo reuniones para concretar la fecha de la Asamblea General Ordinaria de Socios para realizar balance económico y deportivo de la temporada.

De momento no lo han hecho público, pero todo parece indicar que será a mediados del mes de junio y en ella volverá a aparecer la incertidumbre de quien ocupará el cargo de presidente, primer paso importante para que el Barbate pueda conformar un equipo con garantías de retornar a la Primera Andaluza la próxima campaña. La intención es comenzar el proceso de elección de presidente cuanto antes, para que las personas que tomen las riendas tengan tiempo suficiente para trabajar de cara a la conformación de la plantilla y se comience la pretemporada a su tiempo y no como en anteriores temporadas de forma tardía, precipitada y con pocas posibilidades de fichajes, al estar los futbolistas ya comprometidos con otros clubes.

Otro punto importante será recuperar la ilusión de la afición, que ha dejado de apoyar al equipo, puesto que daba pena ver esta temporada las gradas del Municipal, incluso jugándose la vida en la categoría. En definitiva, crónica de un descenso anunciado que mirándolo de forma positiva puede venir hasta bien para plantearse las cosas desde cero y planificar un proyecto ilusionante para la próxima temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios