Austria teme al ridículo

Si uno desea hacerse rico, la selección de Austria a priori le da una oportunidad: los resultados de su fase preparatoria para la Eurocopa 2008 fueron tan pobres, que hay casas de apuestas que pagan 90 euros a 1 en caso de que el equipo de Josef Hickersberger se ciña la corona continental.

Este domingo en Viena, a partir de las 18:00 horas y ante un rival en principio dificilísimo, Croacia, el conjunto local tendrá la oportunidad de revertir el escepticismo que envuelve a sus propios hinchas y sentar las bases para un milagro futbolístico.

"Que pasemos de ronda causaría furor a nivel mundial", postula el ex delantero Toni Polster, goleador histórico de la selección de Austria. En realidad, todos los expertos coinciden en que si la albirroja hubiera tenido que jugar la eliminatoria, sin dudas se habría quedado fuera de la Eurocopa que su país co-organiza con Suiza. El estadio Ernst Happel estará colmado con 50.000 espectadores pese a los números en negro de los últimos meses: Austria sólo ganó uno, el último, de sus últimos 15 amistosos, que se saldaron además con siete empates y otras siete derrotas.

La reciente goleada por 5-1 sobre la débil Malta permitió a los muchachos austriacos, al menos, volver a ingresar al top 100 en el ranking de selecciones de la FIFA dado a conocer el miércoles. Pero los últimos días han sido más que agitados en el campamento austriaco: Hickersberger, el seleccionador, reprochó públicamente a sus pupilos por su impuntualidad para los entrenamientos y por su falta de disciplina, y los exhortó a "despertarse".

Con todo, el entrenador dijo que su equipo tiene "un 40 por ciento de posibilidades" de sorprender a los croatas, que llegaron a la Eurocopa tras dejar fuera del torneo nada menos que a Inglaterra, a la que vencieron en Wembley por 2-3. La gran sorpresa de las eliminatorias previas al Europeo.

Como un buen inicio es fundamental para que Austria vaya por la gloria del pasaporte a cuartos en el Grupo B, Hickersberger parece decidido a apostar por un dibujo táctico muy clásico, con y Roland Linz como el hombre más adelantado.

La otra polémica de la semana, sobre quién debería ser el ocupante de la portería austríaca. Alexander Manninger es el meta preferido por la afición del país organizador, aunque el seleccionador mantiene algunas dudas con respecto a darle la responsabilidad de salir de inicio.

Con Austria vestida de Cenicienta, no es de extrañar que el entrenador croata, Slaven Bilic, confíe ciegamente en sus pupilos. "Trataremos de imponer nuestro juego e iremos por la victoria. No nos hacemos ilusiones, el domingo tendremos un duro partido", afirmó el joven técnico, de 39 años. Considerado como uno de los candidatos al título por la prensa internacional, Croacia deberá demostrar que se las puede arreglar también sin la presencia del delantero del Arsenal Eduardo da Silva, quien se rompió una pierna en febrero. Eduardo marcó diez de los 28 goles de Croacia en las eliminatorias y desde su lesión ninguno de los otros delanteros ha logrado dejar su marca en la red en los amistosos disputados. Se supone que Bilic optará por poner como delantero de punta a Mladen Petric, secundado por Klasnic, con más opciones para el primero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios