El Atlético muestra muchas dudas en el peor momento

El Atlético jugó con fuego y, en Alemania, pudo tirar por la borda sus ilusiones europeas, en un encuentro que terminó con diez hombres, por la expulsión de Antonio López, y en el que acabó bendiciendo una derrota por la mínima.

No le salió nada al Atlético en su regreso a la Copa de Europa y necesitará un cambio de imagen total y, como mínimo dos goles, dentro de dos semanas en el Calderón, para lograr una plaza en la Liga de Campeones.

Impresionado por la importancia del encuentro y desconcertado por la fuerte salida del rival, el Atlético fue un equipo asustadizo en toda la primera mitad, superado en todo momento por el Schalke, que llegó como quiso al área rojiblanca y malgastó tres claras ocasiones antes de marcar.

Con tantas facilidades, era complicado que el conjunto alemán no llegase al descanso en ventaja. Lo hizo a la media hora, gracias a un gran libre directo lanzado por Christian Pander, que contó con la ayuda de Leo Franco, que reaccionó tarde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios