Fútbol l Tercera División

El Arcos no sabe apuntillar

  • Los pupilos de Ángel Oliva se adelantan por dos veces en el marcador, pero no aciertan a aprovechar la ventaja frente a un Pozoblanco que no se rinde nunca

El Arcos no pudo comenzar el año nuevo con una victoria ante sus aficionados en el Antonio Barbadillo y se tuvo que conformar con sumar un punto ante los cordobeses del Pozoblanco. Eso sí, tanto arcenses como pozoalbenses rompieron el maleficio tras dos derrotas consecutivas.

El desarrollo de la primera mitad y de la segunda no fueron similares precisamente. Los primeros 45 minutos fueron mucho más intensos que los segundos, con un derroche físico de unos y otros total.

Las cosas se pusieron muy bien al Arcos pronto, y es que cuando corría el minuto 5 David Ávila puso por delante a los suyos y parecía encarrilar las cosas.

En estos primeros compases del choque el Arcos estuvo enchufado e incluso antes del 1-0 Mere y el propio David Ávila ya pudieron marcar. Sin embargo el Pozoblanco no se descompuso y empezó a meter presión a su rival para restablecer la igualada lo antes posible.

Después de varios sustos para la parroquia local, el Pozoblanco iba a encontrar recompensa a su sensible mejoría. Eso sí, el gol del empate cordobés llegó en una acción a balón parado. Fue Alberto el que se sacó de la chistera un golazo tras ejecutar de manera magistral un golpe franco.

El Arcos replicó el tanto visitante y en el minuto 25 Vidal estrelló el balón en el larguero. De aquí hasta el final de la primera mitad, los locales gozaron de varias y buenas oportunidades para volver a ponerse por delante en el marcador, aunque el tanto que iba a servir para que los de casa se retiraran al descanso con ventaja llegó tras una desafortunada acción de un Acaíñas que impulsó, de forma involuntaria, el balón hasta dentro de su portería poco antes de finalizar la primera parte.

Tras el descanso, tanto Arcos como Pozoblanco bajaron bastante de nivel, entre otras cosas porque el bajón físico de unos y otros fue meridiano. Al equipo arcense tampoco le vino bien precisamente que Mere y Vidal se tuviesen que retirar del terreno de juego lesionados. Antes, concretamente en el minuto 54, Silva aprovechó que estaba más sólo que la una y sacó partido a un saque de esquina para batir a Melli y establecer un empate a dos que al final de los 90 minutos iba a ser el resultado definitivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios