Antonio López dimite y reabre la crisis en el Celta

  • Alejandro Menéndez, hasta ahora en el Celta B, se hace cargo del rival del Cádiz

Alejandro Menéndez, hasta ahora entrenador del Celta B, se hará cargo del primer equipo del conjunto celeste tras la dimisión "irrevocable" en las últimas horas del hasta ahora preparador, Antonio López.

El Celta de Vigo, que arrancó la temporada con el objetivo del ascenso, se encuentra a tan sólo cinco puntos del descenso a la segunda división B, tras caer el pasado sábado por 2-1 ante el Sevilla Atlético, en lo que supuso su tercera derrota consecutiva.

Alejandro Menéndez se convertirá en el cuarto entrenador que el Celta tiene esta temporada, tras el paso por el banquillo vigués de el búlgaro Hristo Stoichkov, de Juan Ramón López Caro y de Antonio López.

Menéndez, que fue presentado a mediodía, aseguró que no se conforma con lograr sólo los tres puntos que en teoría bastarían a los gallegos para asegurar la categoría, aunque, como reconoció, con cincuenta puntos podría ser suficiente para mantenerse en Segunda.

"Creo que los cincuenta puntos pueden ser suficientes, pero apuntamos más arriba y no sólo a ganar un partido. La idea es sacar los cinco partidos que nos faltan lo mejor posible", señaló Menéndez en su comparecencia ante los medios.

Menéndez, que llegó este verano al Celta de Vigo tras dirigir las dos últimas campañas al equipo juvenil del Real Madrid para hacerse cargo del Celta B, insistió en que su principal objetivo hasta el final de temporada será trasmitir la "confianza" necesaria a la plantilla para salir de la delicada situación en la que se encuentra el cuadro gallego.

"Mi principal aportación debe ser aportar confianza en todo lo que se haga en el terreno de juego. Vamos a tratar de hacer tres cosas, pero al menos hacerlas bien", añadió el preparador asturiano, que dirigirá hoy su primer entrenamiento con la primera plantilla del Celta.

El director general del Celta de Vigo, Antonio Chaves, aseguró que Antonio López había justificado su marcha "por su falta de capacidad para dirigir a los jugadores de la primera plantilla".

Por su parte, Ramón Martínez, quien ya coincidió con Alejandro Menéndez durante su etapa al frente del equipo juvenil del Real Madrid, afirmó que no se consideraba "en absoluto culpable" con la situación del equipo.

"Hemos hecho la plantilla que hemos podido trabajando del 1 de julio al 31 de agosto y con el entrenador -en referencia a Stoichkov- ya nombrado de antemano", comentó el director deportivo del club.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios