El Algeciras viaja a Melilla con claras intenciones

  • Romper la sequía de dos meses sin ganar y lograr el primer triunfo a domicilio, objetivos

El Algeciras partió ayer hacia Melilla con dos premisas claras: poner fin a dos meses sin conocer el triunfo y sumar la primera victoria de la temporada fuera del Nuevo Mirador. Los tres puntos servirían de bálsamo para poner fin al año deportivo y cargar con energía positiva las pilas en el descanso que ofrece la Navidad.

En el seno del vestuario algecirista se respira otro ambiente tras la marcha de Miguel Ángel Verdejo, con el que el presidente, Manolo Ocaña, ha roto relaciones. Con Verdejo, con el que la plantilla y el cuerpo técnico estaban manteniendo un duro tira y afloja, se han ido el director deportivo, José Ramón Preciado, que ha estado una semana en el cargo; el gerente, Sandalio López; y el preparado físico, Lisandro Maero. La principal consecuencia de la ruptura entre Ocaña y Verdejo ha sido que Manolo Villa ha vuelto a desempeñar las funciones de segundo entrenador y que José Manuel Ortega, ha regresado al primer equipo tras ser relegado al filial.

La plantilla busca terminar el año con la tranquilidad que le ha faltado durante los últimos meses tanto en lo deportivo como en lo institucional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios