'Actinen A', el secreto de Jamaica

  • Un estudio dice que esta sustancia aparece más en los músculos de los isleños

Tiene nombre de medicamento, pero podría ser la explicación a las preguntas que muchos se hacen. ¿Qué pasa en Jamaica? ¿Por qué una isla de apenas 2,7 millones de habitantes produce tantos y tan buenos velocistas?

"Actinen A" es la respuesta, dice un estudio conjunto realizado por la Universidad de Glasgow y la de las Indias Occidentales (UWI).

Entre ambas, y a lo largo de dos años, analizaron a más de 200 atletas jamaicanos, y a cerca de un 70 por ciento les encontraron el componente Actinen en las fibras musculares de contracción rápida, aquellas que ayudan a hombres como Asafa Powell o Usain Bolt a correr a la velocidad de la luz.

"Hicimos el mismo test con un grupo de australianos, y sólo un 30 por ciento tienen el Actinen", reveló entusiasmado el profesor Errol Morrison, máximo responsable de la Universidad Tecnológica de Jamaica.

"Hay potencialmente muchos Asafa Powell, Sherone Simpson y Sherika Williams, porque la predisposición genética está ahí", agregó Morrison, que sigue adelante con el estudio, comparando la genética de los jamaicanos con la de los africanos occidentales, origen de la emigración en forma de esclavitud a la isla del Caribe.

Pero más allá de la genética o el talento, Jamaica está en la mira de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). Pocos días antes de volar a Pekín, un velocista, Julien Dunkley, dio positivo en un control. Según Michael Fennell, presidente del Comité Olímpico de Jamaica, eso demuestra que el sistema funciona, aunque su país no cuente con una agencia antidopaje establecida.

Adrian Lorde, jefe de la Organización Antidopaje del Caribe, lamentó recientemente que el país no haga los controles suficientes, mientras que Asafa Powell se quejó el miércoles de la cantidad de pruebas médicas a las que fue sometido desde su llegada a Pekín.

"Me sacaron tanta sangre que voy a estar débil antes de la final de los 100 metros", se quejó Powell, objeto de cuatro controles de un total de 30 a todos los jamaicanos.

Glen Mills, el entrenador de Usain Bolt, no quiere ni oír hablar del tema.

"Somos una nación talentosa, trabajamos duro y tenemos pasión por el atletismo", dijo en Pekín el entrenador del récord mundial de los 100 metros.

"¡Hay muchachos corriendo en todo el país! Tenemos 68 velocistas jóvenes, y, sí, es único ver que Jamaica, una isla tan pequeña, produzca tantos velocistas de alta calidad. Si viene a nuestros campeonatos nacionales de escuela secundaria, resolvería muchas de sus preguntas. Verá a 2.000, 3.000 jóvenes compitiendo en todas las disciplinas del atletismo. Pero los resultados salen en la velocidad, más que en ninguna otra disciplina", agregó Mills.

Y está en lo cierto. Bolt y Powell son los dos hombres más rápidos del mundo. Con sus 9,72 segundos del 31 de mayo en Nueva York, Bolt superó los 9,74 de Powell, marcados en septiembre de 2007 en Rieti.

Los 100 metros son una prueba con tradición para Jamaica. Herbert McKenley fue plata en Helsinki 52, Lennox Miller se llevó la misma medalla en México 68 y un bronce en Múnich 72. Donald Quarrie conquistó la plata en Montreal 76. También Merlene Ottey -bronce en Los Ángeles 84 y Sydney 2000 y plata en Atlanta 96- y Veronica Campbell, bronce en Atenas 2004, aportaron entre las mujeres.

No hubo, hasta ahora, un oro jamaicano, aunque sí campeones olímpicos de los 100 metros nacidos en la isla del Caribe.

Lindford Christie, plata en Seúl 88 y oro en Barcelona 92, corrió representando a Gran Bretaña, mientras que Donovan Bailey defendió la bandera de Canadá para llevarse el triunfo en Atlanta 96. Ben Johnson, protagonista en Seúl 88 del caso de dopaje más resonante de la historia, también había nacido en Jamaica, pero corría para Canadá.

Es así: los jamaicanos son hoy por hoy los más veloces, pero a la hora de las medallas ríen últimos los estadounidenses, campeones olímpicos y mundiales del hectómetro.

Si pretenden quebrar esa tendencia, los jamaicanos tendrán que apelar a todo ese talento que Mills les presupone.

"Los estadounidenses son los hombres a vencer, tienen también una historia muy rica en la velocidad, y ganaron en los últimos mundiales todas las pruebas de velocidad", reconoció Mills, que espera "una buena final". Y que el Actinen funcione.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios