El trazado del tranvía condiciona proyectos

  • Las actuaciones en Urbisur y La Longuera son las que están más condicionadas por el recorrido

El hecho de que la Delegación municipal de Vías y Obras, una de las que va a contar el próximo año con mayor presupuesto, no haya podido cerrar aún sus cuentas de cara al ejercicio 2008 se debe, en gran medida, a que muchas de sus actuaciones van a estar condicionadas al recorrido final del tranvía que impulsa la Junta de Andalucía y cuyo trazado no es del agrado del cuatripartito por cuanto considera que la peatonalización de la calle Mendizábal es, hoy por hoy, "inviable", según ha reiterado con insistencia el alcalde, Ernesto Marín.

El cuatripartito asegura que está estudiando alternativas y éstas pasarían por un trazado dirigido fundamentalmente hacia La Longuera, con objeto de que en el futuro se pudiera prolongar hacia la zona de la costa.

De aceptarse este nuevo trazado, Vías y Obras tendría luz verde para ejecutar un gran proyecto en la rotonda de la Venta Agustín y que a día de hoy es inviable por cuanto el trazado del tranvía que defiende la Junta "partiría en dos la ciudad y afectaría directamente a la circulación en toda esta zona", según ha manifestado el delegado municipal de Obras.

Del mismo modo, también la zona de La Longuera está a la espera de que se decida el trazado final para optar por unas u otras soluciones con respecto a las vías de acceso al futuro centro comercial y de ocio. Según el proyecto socialista, no se contemplaban enlaces directos desde la Ronda Oeste, algo con lo que el cuatripartito no está de acuerdo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios