La tensión y la falta de debate político marcan el desarrollo del Pleno

  • Una treintena de agentes trasladan al equipo de gobierno su indignación y repulsa por el cese de una compañera · El rechazo a las propuestas y mociones del PSOE da protagonismo al cruce de acusaciones

Comentarios 18

La protesta que ayer realizó gran parte de la plantilla de la Policía Local para mostrar su indignación y rechazo por el cese de su puesto de trabajo de una compañera sirvió para, si cabe, incrementar aún más la tensión en un Salón de plenos y en una sesión en la que, con el rechazo previo del paquete de propuestas de la oposición y el posterior al conjunto de las mociones de urgencia, el debate político, lo esencial de este escenario, quedó reducido a la mínima expresión. Una sesión que, como no podía ser de otra forma y a petición de la delegada municipal de la Mujer, se inició con un minuto de silencio en memoria de Dolores Amaya y de repulsa a los cuatro actos de violencia de género que el martes acabaron con la vida de cuatro mujeres.

Por lo que a la protesta de los agentes de la Policía Local se refiere, ésta se desarrolló antes, durante y después del Pleno, siendo el objeto de la misma la repulsa de una treintena de miembros de la plantilla al cese de una agente que logró su ingreso en el Cuerpo en el proceso de selección en el que se ofertaron ocho plazas.

Según explicó Manuel Rodríguez, representante de la plantilla, "el cese de esta compañera se debe a que, en primera instancia, la Justicia ha atendido el recurso presentado por otro opositor y el Ayuntamiento, Nadine Fernández, en vez de esperar a que el TSJA resuelva el recurso presentado por la afectada y haga firme la sentencia, ha firmado el correspondiente decreto de cese".

"Es totalmente injustificable, más aún", añadió, "cuando la delegada de Personal se comprometió con nosotros a buscar una solución y , además, cuando la persona a la que favorece esta sentencia no ha solicitado su ejecución al haber aprobado otra oposición en Cádiz". Los agentes, que trasladaron su indignación, ya en la calle, a José Pedro Butrón, mostraron, asimismo, su intención de prolongar sus protestas si no se articulaba una solución.

Ya en rueda de prensa, Nadine Fernández, que fue objeto de duras acusaciones y a la que instaron a dimitir en repetidas ocasiones, aclaró que "nosotros hemos dado cumplimiento a una sentencia que nos obligaba a trasladar al tribunal calificador la anulación de una pregunta que ha supuesto el suspenso de esta agente". "Una medida que hemos adoptado después de que los servicios jurídicos del Ayuntamiento analizaran detenidamente la sentencia".

"A nadie", añadió, "le gusta dejar sin empleo a un trabajador que, por otra parte, era el que tenía la potestad de solicitar la suspensión cautelar de la sentencia".

Por último, Nadine señaló que, a petición de los sindicatos y a la espera de lo que dictamine el TSJA, podrían estudiar la posibilidad de buscarle a esta agente un empleo provisional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios