Las obras del paseo marítimo de La Barrosa se iniciarán tras el verano

  • Los trámites administrativos han ralentizado el proceso más de lo previsto, por lo que el Ayuntamiento ha optado por comenzarlas en septiembre para no causar molestias

La lentitud en los trámites administrativos necesarios para la adjudicación de los trabajos ha motivado que el inicio de las obras de remodelación y mejora del paseo marítimo de La Barrosa se posponga, definitivamente, hasta después del verano, según confirmó ayer a este Diario el delegado municipal de Obras y de Playas, Nicolás Aragón.

Esta es la segunda ocasión en la que se acuerda retrasar el comienzo de los trabajos. La primera vez fue el pasado año, por entonces con el anterior equipo de gobierno socialista en el poder. En aquella ocasión, el PSOE decidió posponer el inicio de la obra hasta después del verano, argumentando como motivo la conveniencia de no causar molestias ni a los usuarios ni a los hosteleros de la zona.

En esta ocasión, el motivo vuelve a ser el mismo, a pesar de que en un principio estaba previsto un plan para poder compaginar las obras con la actividad propia de la temporada estival. El objetivo municipal era comenzar los trabajos por el solar existente en la primera pista de acceso a la playa de La Barrosa y que hoy es usado como aparcamiento incontrolado.

Según explicó ayer a este Diario el delegado municipal de Obras, Nicolás Aragón, "los trámites administrativos se han desarrollado más lento de lo que teníamos previsto y esto nos va a impedir poder culminarlos antes del mes de junio".

Esta circunstancia va a motivar que hasta los primeros días de verano no se resuelva la adjudicación de las obras, que cuentan con un presupuesto superior a los 700.000 euros, una cantidad que deriva de las subvenciones obtenidas con motivo de la declaración de Chiclana como municipio turístico.

Por este motivo, Nicolás Aragón entiende que "no es conveniente comenzar las obras en pleno verano, a pesar de que existía un plan para minimizar las molestias tanto a hosteleros como a usuarios de la playa".

Precisamente el hecho de retrasar el comienzo de las obras hasta después del verano va a permitir la realización de un cambio en la planificación inicial, ya que fuera de la temporada estival será posible actuar en varios frentes y no sólo en el solar de aparcamiento situado al final de la primera vista.

De esta forma, los trabajos se desarrollarán de forma paralela con el objetivo de "intentar tener terminadas las obras antes de la próxima campaña de Navidad, porque entendemos que es otra época fuerte para la hostelería de la zona y precisamente la remodelación del paseo marítimo puede constituir un aliciente para los visitantes".

Aragón ha confirmado, además, que el proyecto no sufrirá variación alguna pese al nuevo retraso que va a experimentar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios