La hermandad del Rocío inicia su peregrinar hacia el Santuario

  • La tradicional y emocionada misa de romeros en San Telmo abre un camino que este año cubrirán en su totalidad alrededor de trescientos hermanos

Comentarios 2

La tradicional misa de romeros, oficiada ayer por el padre David Gutiérrez, sirvió de prólogo de la peregrinación que un año más realiza la hermandad de Chiclana al Santuario del Rocío.

La jornada, que echó su telón con la llegada de los romeros a Sanlúcar de Barrameda, desde donde hoy harán su entrada en el Coto de Doñana, estuvo marcada por la emoción y la devoción que mostraron los miembros de la hermandad y los numerosos chiclaneros que se dieron cita en el templo (San Telmo), primero, y, con posterioridad, en las calles de la localidad.

Una eucaristía, la referida, en la que el párroco y pregonero de la Semana Santa local 2008 instó y animó a los fieles chiclaneros a "propagar el milagro del Rocío, más aún", destacó, "en un tiempo en el que existe cierto empeño por acabar con las celebraciones religiosas".

Fue ya al mediodía cuando el repique de campanas de San Telmo anunció la salida a las calles de la localidad del Simpecado y, consecuentemente, del resto de carrozas (12), carros (3) y caballos (50).

Destacar que tanto en la eucaristía como en el recorrido por las principales calles de la localidad la hermandad de Chiclana estuvo acompañada por una elevada representación del equipo de gobierno, con el alcalde al frente.

"Para nosotros se trata de uno de los momentos más importantes del año, ya que supone iniciar el camino de reencuentro con la Blanca Paloma, un instante", resaltó Juan Izquierdo, hermano mayor, "que nos llena de gozo".

Según apuntó Izquierdo, "la práctica totalidad del recorrido la cubrirá en torno a 300 hermanos, si bien durante el fin de semana esperamos la llegada de otros 200".

La hermandad de Chiclana, que, junto a la de La Línea, será la primera en adentrarse en el Coto, tiene prevista su entrada y presentación en la Aldea el próximo sábado a partir de las cinco de la tarde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios