Los funcionarios de Justicia reclaman el Juzgado exclusivo de violencia de género

  • Denuncian la falta de medios materiales y humanos con los que cuentan y la precariedad de los mismos para hacer frente a la importante sobrecarga de trabajo existente y a las necesidades de estas causas

Los problemas existentes en la Administración de Justicia siguen teniendo en los juzgados de la localidad un claro ejemplo, como han vuelto a poner de manifiesto funcionarios y trabajadores, en este caso, del Juzgado mixto número 4 de la ciudad, en el que se tramitan los procedimientos relacionados con los delitos de violencia de género.

Así, los trabajadores de Justicia denuncia la grave situación en la que se encuentran dichas dependencias por la sobrecarga de trabajo con la que cuentan, una situación especialmente preocupante en este Juzgado, ya que en el momento en el que se reciben causas de violencia de género se les da prioridad a este tipo de procedimientos, paralizándose el resto de los trámites que se estén llevando a cabo. Por este motivo, funcionarios, trabajadores, jueces y demás colectivos relacionados coinciden en la necesidad urgente, no sólo de que la ciudad cuente con un quinto Juzgado en el menor plazo de tiempo posible, sino de que exista una sala exclusiva para violencia de género, con los medios materiales y humanos adecuados para ofrecer el tratamiento que requieren este tipo de procedimientos y las personas que se ven implicados en los mismos.

Así por ejemplo, la secretaria judicial del Número 4 asegura que son 1.402 procedimientos los que se han tramitado en dicho Juzgado en lo que va de año, con un total de 110 diligencias urgentes, estas últimas en causas relacionadas con delitos por violencia de género y seguridad en el tráfico. Asimismo, desde dicho órgano judicial se destaca que los procedimientos por violencia de género han de tramitarse prácticamente a diario, llegando incluso en ocasiones a acumularse hasta siete causas por este motivo en el mismo día, como sucedió el pasado lunes. "Esta situación se agrava -aseguran los trabajadores- cuando es este Juzgado el que está de guardia, ya que se acumulan los procedimientos y es imposible agilizar los trámites como requieren este tipo de causas". En la actualidad, dicha sala tramita más de 1.500 procedimientos civiles, una sobrecarga de trabajo que supera con creces lo que se establece por parte del Consejo General del Poder Judicial para este tipo de órganos.

Otro de los problemas a los que tienen que hacer frente funcionarios y trabajadores de Justicia es la situación de las plantillas, ya que de los nueve empleados que hay en la actualidad en el citado órgano, tan sólo dos son titulares, mientras que siete son interinos con más de diez años de experiencia, contando con un refuerzo para violencia de género al que se le renueva cada dos o tres meses el contrato, con la inestabilidad que esta situación genera. La precariedad de los materiales y la falta de medios es otra de las denuncias que se realizan, asegurándose en este sentido que "los medios con los que contamos no permiten dar un correcto servicio a los ciudadanos, que son los principales perjudicados", lamentan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios