Un pleno extraordinario permitirá dar solución a las obras del Ayuntamiento

  • El cuatripartito instará a Dragados el lunes a retomar los trabajos, paralizados desde hace meses, en un plazo máximo de cinco días · Ruiz-Sillero asegura que sólo se pagará lo que esté en el pliego de condiciones

Comentarios 2

El futuro de las obras del nuevo Ayuntamiento, paralizadas desde hace meses, se resolverá el próximo lunes en el transcurso de un pleno de carácter extraordinario, que ya ha sido fijado oficialmente por parte del cuatripartito. En esta sesión extraordinaria, el equipo de gobierno municipal instará a Dragados, empresa adjudicataria, a que reanude los trabajos en el plazo máximo de cinco días. En caso contrario, la empresa deberá afrontar las penalizaciones contempladas en contrato.

Precisamente el contenido de este contrato es el que enfrenta actualmente a empresa y Ayuntamiento. Por parte de Dragados, según ha asegurado la delegada de Grandes Proyectos, se entiende que el vaciado de tierra que debe efectuarse en el solar para rebajar la cota actual no está recogido en el pliego de condiciones y que, por tanto, es un coste extraordinario que debe asumir el Consistorio.

Por contra, Ruiz-Sillero defiende que dicha actuación "está contemplada en el contrato, según se recoge en un informe del director facultativo de obra, Rafael Suárez". Del mismo modo, la edil popular asegura que "la Junta también defiende esta misma postura", añadiendo al respecto que "nuestra obligación es hacer valer la opinión del Ayuntamiento".

La delegada municipal de Grandes Proyectos reconoce que "actualmente existe disparidad de criterios en este aspecto concreto", aunque confía en "llegar a un acuerdo con la empresa adjudicataria, porque Dragados ya nos ha trasladado su interés por continuar esta obra".

En cualquier caso, desde el Ayuntamiento se asegura que el único motivo por el que están paralizados los trabajos es por la reclamación del importe del vertido de la tierra procedente de la excavación, cifrado en unos 96.000 euros, unos 16 millones de las antiguas pesetas.

Ruiz-Sillero considera que "el Ayuntamiento no está obligado a pagar esa cantidad, porque se entiende que el vaciado forma parte de una unidad de obra incluida en el pliego de condiciones y, por tanto, forma parte del contrato de adjudicación".

No obstante, la edil popular matiza que "si se demuestra que no es así, tendremos que asumirlo igual que afrontamos el pago del desamiantado. Lo que no vamos a hacer, si esto ocurre, es pagar lo primero que diga Dragados, como pretendió la última vez. Se buscarían presupuestos y se elegiría el mejor".

En cualquier caso, Ruiz-Sillero está convencida de que "no habrá que abonar esta cantidad y que, además, llegaremos a un acuerdo entre las partes".

Si este acuerdo se produjera antes del próximo lunes, fecha fijada para el pleno extraordinario, éste seguiría celebrándose, ya que el procedimiento obliga a notificar de este modo la obligación de reanudar las obras. En este caso no tiene valor el silencio administrativo, como sucedió con motivo de las obras de retirada del amianto. Así, además, se lo comunicó la Junta de Andalucía al Ayuntamiento en la reunión que mantuvieron ambas partes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios