Un centenar de creadores y artistas recuperan una antigua bodega

  • La red sociocultural El Tendedero pretende impulsar la cultura y las artes desde su emblemática sede: el antiguo edificio donde se celebraba el 'Pescao la Teja'

Comentarios 9

El Tendedero es el nombre escogido por un centenar de artistas y creadores de muy diversa trayectoria que se han asociado para formar una red sociocultural cuyo objetivo es, según explican sus integrantes, "inocular el virus de la participación y la creación y vacunarnos contra la apatía".

Un objetivo claro, preciso y, no obstante, complejo. Impulsar la cultura y las artes en la provincia. Una labor que, en primera instancia, se está reflejando en la rehabilitación de un edificio histórico y emblemático del casco urbano chiclanero que usarán como sede social de la red. Por ello, para conseguir habilitar un lugar de encuentro y reunión, como epicentro de las nuevas actividades que se están planteando, están esforzándose en recuperar la antigua bodega Las Albinas, donde, hace ya algunas décadas, se celebraba la popular fiesta del Pescao la teja.

Allí, desde los años 50 y hasta entrados los 70, se realizaban tertulias literarias, eventos, actuaciones de flamenco, encuentros poéticos y otras muchas actividades de índole cultural que, hasta hace pocas semanas, habían sido olvidadas bajo una densa capa de polvo y abandono. Un lugar emblemático por donde, recuerdan los socios de El Tendedero, han pasado artistas de la relevancia de José María Pemán o Fernando Quiñones, y cuyo carácter y tradición cultural se han propuesto recuperar.

Y para ello se han unido alrededor de 80 personas y entidades. Pintores, diseñadores, cantantes, bailaores, empresarios de índole sociocultural o simples amantes de la cultura que persiguen un objetivo común: demostrar que es posible vivir con arte y del arte.

La idea, aunque latente desde hace mucho tiempo en la mente de sus creadores, surgió en el cumpleaños de una de las integrantes de Las Mónicas el pasado mes de enero. Allí, en una fiesta flamenca, bajo un tendedero, cobró vida la idea de este colectivo: crear una red para paliar la falta de unión de los amantes de la cultura, para aunar fuerzas y conseguir mejores resultados.

Para ello decidieron rehabilitar la antigua bodega y convertirla en su sede. Algo muy importante para ellos ya que supone "recoger un testigo cultural muy importante de nuestra tierra", gracias al trabajo, el esfuerzo y la dedicación de sus socios. Tras dos meses de trabajo, las instalaciones vuelven a recuperar el aspecto que una vez tuvieron, pero aún queda mucho por hacer.

Y es que son muchas las ideas y las actividades que ya tienen en mente. Convertirse en centro neurálgico de actividades culturales y artísticas de la localidad fusionando música, teatro, malabares y proyecciones, entre otras cosas, es uno de los objetivos más claramente marcados. Así como la celebración de CreActiva 2008: unas jornadas experimentales y creativas que El Tendedero tiene previsto celebrar a finales de verano y con las que pretenden darse a conocer.

Además, esta red sociocultural ha iniciado una ronda de contactos con las distintas administraciones para recabar apoyo institucional y financiero que ayude a subvencionar todos estos novedosos proyectos, entre los que destaca la creación de un semillero de emprendedores y empresas con base cultural, que podría convertirse en la herramienta idónea para demostrar que es posible vivir, y comer, del arte.

El Tendedero, a pesar de su incipiente creación, aspira a convertirse en un referente cultural en la ciudad e, incluso, rebasando sus fronteras. Para ello cuentan con muchos proyectos en fase de gestación, aunque con un trasfondo sólido, con una base bien cimentada a la que invitan a unirse a todos los interesados. Sólo es necesario amar la cultura y, sobre todo, tener muchas ganas de innovar y de divertirse para unirse a este grupo de emprendedores artísticos.

más noticias de CHICLANA Ir a la sección Chiclana »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios