La salud del arbolado urbano a examen con tecnología de última generación

  • Medio Ambiente realiza pruebas en diversos ejemplares, algunos con cientos de años de antigüedad, para adoptar las medidas oportunas

La Delegación Municipal de Medio Ambiente, a través de la empresa Orto adjudicataria del servicio de mantenimiento de Parques y Jardines, realiza en la ciudad inspecciones de la estructura de diferentes unidades arbóreas mediante la tecnología de tomografía axial. Durante estos días, el tomógrafo, aparato utilizado para este fin, permanecerá en Chiclana para analizar algunos ejemplares del arbolado del casco urbano, lo que permitirá determinar su estado de salud.

A este respecto, el delegado municipal de Medio Ambiente, Joaquín Páez, ha informado de que "en Chiclana se están analizando ejemplares singulares, al tiempo que se atienden demandas vecinales que se han considerado técnicamente justificadas para verificar la seguridad que aportan los árboles analizados. Lo cierto es que algunos de ellos conocieron la época napoleónica. El estudio nos permitirá contar con un informe fiable de las acciones a emprender en cada ejemplar en concreto".

Páez ha destacado que "se trata de una tecnología no invasiva y que, por tanto, no causa daño al árbol, convirtiéndose en una herramienta fundamental para llegar a conclusiones fiables a la hora de establecer el estado mecánico de la estructura de cada unidad y su índice de riesgo debido a pudriciones o defectos, lo que permite minimizar el riesgo de caídas de ejemplares en zonas urbanas".

Así, los ejemplares analizados, con la coordinación del ingeniero de Montes Javier Fernández, están siendo varios olmos y hayas ubicados en la Alameda Solano, una araucaria de la Plaza de la Florida, una tipuana en la barriada Fermesa, una bellasombra ubicada en el parque Carlos Cano, la haya ubicada en el parque Laurel, un pino piñonero de Huerta Alta y una magnolia en plaza Bocoy.

Páez ha señalado que "es necesario ser suficientemente cuidadosos a la hora de estudiar cada caso, ya que muchos de estos árboles centenarios o bicentenarios forman parte del patrimonio cultural de la ciudad".

Javier Fernández, como técnico coordinador de las inspecciones, ha explicado que "la tomografía es una tecnología de última generación que permite dimensionar los posibles defectos en la madera de arbolado en pie, lo que sin ser un diagnóstico en sí mismo, nos proporciona una valoración del estado de salud interna de los ejemplares. El procedimiento está reconocido internacionalmente y sus resultados nos permiten tomar las decisiones más convenientes en cada caso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios