La asociación Taetro celebra el Día Mundial del Teatro con humor, emoción y reivindicación

  • La entidad cultural chiclanera otorga la distinción de Taetrera 2017 a Aurora Alcántara

La asociación cultural Taetro celebró días atrás el Día Mundial del Teatro con la representación de las cuatro obras mínimas que se estrenaron en el Teatro Moderno y con una merienda que dicha entidad lleva a cabo desde hace dos décadas largas y con la posterior Fiesta del Teatro en la Bodega Sanatorio. Allí, el humor y la emoción pusieron la guinda a una jornada redonda para celebrar esta efeméride.

Así, la entidad chiclanera estrenaba cuatro mínimos que contaron con la aceptación del numeroso público congregado en el Teatro Moderno: Ecce Homo, del argentino Federico Liste; Descerebrados, del chiclanero Zúh Malheur; Ovíparas, de la autora valenciana Stella Manaut y finalmente, De la mudanza de las humanas cosas, de Reynaldo Gálvez, autor residente en La Habana (Cuba).

Al día siguiente se celebró la tradicional merienda del colectivo contó con la lectura del manifiesto internacional a cargo de Norman Kennedy, presidente de TEAC (federación que reúne a grupos de teatro aficionados de la provincia) y otro preparado especialmente para la ocasión por parte de la asociación Igualmente.

La Fiesta del Teatro fue el momento culminante de la jornada, una velada cuajada de humor, de teatro y de emoción. El momento álgido llegó con la lectura del fallo del jurado de la XIX edición del Certamen de Teatro Mínimo Rafael Guerrero y con la imposición del Taetrero 2018. En cuanto al concurso, el jurado compuesto por Macarena Jiménez, Styl Rodarelis y Carlos Gil otorgó los premios a las obras Habitación de hotel de Salvador Enríquez (Madrid); El líquido de los astros de Rafael Ruiz Pleguezuelos (Granada); Esquirlas en blanco y negro de Luis Fernando de Julián García (Parla, Madrid); Sutura para cadáveres frescos de Gladys Gabriela Balloqui Castro (Cuba); Las novias de Freud de Daniel Salomone (Montevideo, Uruguay); Uso exclusivo para clientes de Jose Fernández (Madrid); Carne dulce de Guido Zappacosta (Buenos Aires, Argentina); Así siempre de Ana Díaz Velasco (Madrid) y Mi oxígeno de Josefa Roncero (autora chiclanera más conocida como Pepa de España). Mezcla de autores consagrados y escritores noveles.

Estas obras serán representadas por miembros de Taetro a lo largo de 2019, cuando el Certamen cumpla 20 años de existencia. Todas ellas serán también publicadas en un libro de próxima aparición.

Finalmente, la máxima distinción que esta asociación otorga, su Taetrero, recayó en Aurora Alcántara, "trabajadora infatigable en pro del teatro local, actriz y amiga de todo cuanto se represente en el Teatro Moderno y otros escenarios. Toda una vida dedicada a promover el amor por el teatro y el buen entendimiento entre los teatreros", señalan desde la asociación. Mili Lora, Taetrera de 2017, fue la encargada de imponer la insignia a una emocionada homenajeada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios