Salvado el último obstáculo para el desarrollo del polígono de Miralrío

  • El Consistorio remite a la Junta de Andalucía el documento que permitirá desbloquear el proyecto · La existencia de una vía pecuaria, a la que se le ha dado trazado alternativo, impedía avanzar en los trámites

El Ayuntamiento de Chiclana, a través de la Gerencia Municipal de Urbanismo, remitió el pasado viernes a la Junta de Andalucía el documento necesario para salvar el último de los obstáculos que restaban para poder iniciar el desarrollo del polígono industrial de Miralrío, una superficie largamente demandada por los empresarios de la localidad y cuya puesta en marcha se ha visto frenada desde hace meses por la existencia de una vía pecuaria que dividía en dos los casi 400.000 metros cuadrados de terreno.

El proceso, que apenas había avanzado en las últimas fechas, recibió, según ha podido saber este Diario, un impulso decisivo el pasado 30 de abril, cuando la Junta de Andalucía remitió al Ayuntamiento de Chiclana un documento en el que se solicitaba, por parte del Consistorio, determinada información respecto al Cordel de la Dehesa de la Boyada, una vía pecuaria que pasaba justo por medio de esta amplia superficie que se destinará a suelo industrial.

En dicho documento, y según se había acordado también en la comisión de seguimiento de las vías pecuarias, se planteaba la necesidad de buscar un trazado alternativo que respetara, por una parte, la existencia de la vía pecuaria en sí y, por otra, que no interfiriera en el desarrollo posterior de la puesta en valor de los terrenos.

Dicho de otro modo, el Ayuntamiento debía ofrecer un trazado alternativo para esta vía pecuaria, respetando los criterios técnicos de la misma.

Esta respuesta, con los datos ya concretos del nuevo trazado, salió del Ayuntamiento el viernes con destino a la Junta de Andalucía, que será la que ahora deba dar la última palabra al respecto.

No obstante, y según ha reconocido a este Diario el delegado municipal de Medio Ambiente y Urbanismo, José Pedro Butrón, "ya se ha dado un paso importantísimo para terminar de resolver el verdadero problema que mantenía paralizado este proyecto".

A partir de ahora, y según explica José Pedro Butrón, "sólo habrá que resolver las cuestiones técnicas habituales de un proceso de este tipo, ya que existe un principio de acuerdo para solucionar lo que ha sido el problema principal".

El trazado de la vía pecuaria, que coincide en gran parte con la carretera de Pago del Humo, ha sido permutado por uno alternativo. El primitivo recorrido deberá ser ahora desafectado, existiendo la posibilidad de que la Junta de Andalucía proceda a una ocupación anticipada del mismo, siempre y cuando se articulen las medidas legales.

El polígono industrial de Miralrío cuenta con el respaldo tanto del Ayuntamiento de Chiclana como de la Junta de Andalucía, según han puesto de manifiesto reiteradamente ambas partes.

Será el quinto polígono industrial de Chiclana y tendrá una superficie de 400.000 metros cuadrados, de los cuales el 52% está reservado a zonas verdes, viarios y secciones sin aprovechamiento lucrativo. Están previstas 14 parcelas de 3.000 metros cuadrados para la gran industria; 45 parcelas de 1.000 m2 destinada a la mediana industria; 136 parcelas de 400 m2 para empresas de la pequeña industria; 1 parcela de 17.500 m2 para actividad comercial; 1 parcela de 1.500 m2 para oficina y, una parcela municipal de 20.000 m2. Además, quedan 56.000 metros del Sistema General de Espacios Libres, 95.000 de la Red Viaria local, 16.000 del Sistema General de la Red Viaria y 43.000 metros de Espacios Libres de Uso Público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios