El Pleno aprueba prohibir el uso de la vía pública para la venta de vehículos

  • La modificación de la ordenanza municipal incluye la reparación de vehículos y el estacionamiento de caravanas para habitar · La tensión vuelve a ser la nota dominante en la recta final de la sesión plenaria

El Pleno aprobó ayer, de manera inicial, la modificación de la ordenanza municipal de Seguridad, Tráfico, Transportes y Protección Civil, mediante la cual se prohibe utilizar la vía pública para la venta ambulante de vehículos, una práctica cada vez más frecuente en la localidad y que afecta, principalmente, a la Alameda de Solano, avenida Reyes Católicos, avenida de la Música y avenida de los Descubrimientos.

La propuesta fue respaldada por los 13 miembros presentes en ese momento del cuatripartito (PP, IU, PA y PSA), mientras que los 10 del PSOE optaron por abstenerse. Curiosamente, en la votación de este punto no estuvieron presentes ni el alcalde, Ernesto Marín, que tuvo que ausentarse para mantener una reunión urgente con la delegada provincial de Medio Ambiente, ni por el anterior primer edil, José María Román, que se ausentó también temporalmente por cuestiones laborales. Ambos regresaron al salón de plenos antes de que concluyera la sesión.

Tras esta aprobación inicial, la modificación será publicada en el Boletín Oficial de la Provincia con objeto de que pueda comenzar el plazo de presentación de alegaciones o sugerencias. Una vez concluido este proceso, se aprobará de manera definitiva para que pueda entrar en vigor.

La modificación de la ordenanza extiende la prohibición también a la reparación de vehículos en la vía pública, así como al estacionamiento de caravanas destinadas a habitar.

El PSOE explicó que su abstención obedecía a la carencia de un informe jurídico, ya que se trata, según explicó Cándida Verdier, "de una ordenanza sancionadora que va a conllevar la apertura de un expediente", matizando al respecto que "estamos de acuerdo con el fondo, pero no con la forma".

El cuatripartito, por su parte, asegura que la modificación de la ordenanza se basa en la misma normativa que ya se ha implantado sin problemas en otras grandes ciudades, entre ellas Madrid.

De igual forma, el Pleno también acordó ayer la aprobación inicial de la modificación del Reglamento del Consejo Municipal de Personas Mayores, una iniciativa que provocó el primer debate agrio de la mañana, a pesar del presunto interés de los presentes para que el Pleno de la copita y los pestiños, como así llegaron a definirlo, discurriera sin crispación.

Pero una cosa fueron las intenciones y otra la realidad, ya que la recta final de la sesión plenaria estuvo marcada, como ya viene siendo tradicional, por la tensión y el cruce de acusaciones. Tanto es así que incluso José Luis Ruiz Piñero llegó a llamar "delincuente" a Guerrero, "porque está imputado en un delito".

En el punto referido a los Mayores, Cándida Verdier acusó a Manuel Guerrero de "llamar mayor participación ciudadana a tener ocho representantes del cuatripartito, por sólo uno del PSOE y a reducir la participación de los vecinos".

Por su parte, Guerrero insistió en llamar "mentiroso" al equipo de gobierno socialista, asegurando que desde su Delegación "se han mantenido reuniones con todos los implicados".

La recta final del Pleno, además, sirvió para que el cuatripartito rechazara las propuestas presentadas por el PSOE, además de las seis mociones de urgencia planteadas por los socialistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios