El 'Plan Atrae' contempla la creación de un gran parque cultural y de ocio

  • Estará compuesto por cinco parques monotemáticos independientes y un recinto específico sobre el vino, la sal y los esteros · El objetivo es que la llegada de turistas no se limite a los meses de verano

Comentarios 5

Ofrecer algo más que turismo de sol y playa. Ese es el objetivo que se ha marcado el equipo de gobierno municipal para la presente legislatura en materia turística, según se desprende del programa que presentó el cuatripartito el pasado viernes.

La mayoría de estas actuaciones, o al menos las de mayor envergadura, se enmarcan dentro del denominado 'Plan Atrae', considerado por el cuatripartito como "un proyecto ambicioso, valiente, original y rompedor".

Según el programa elaborado por el equipo de gobierno y "con el fin de afianzar el turismo como el sector económico de mayor importancia en la localidad", el cuatripartito entiende que "se hace necesario llevar a cabo un plan que haga que Chiclana se convierta en la ciudad que más atractivo tenga para visitarla, no sólo desde el punto de vista del turismo de sol y playas, sino sobre todo como una ciudad donde se lleven a cabo una serie de actuaciones de gran atractivo a nivel recreativo, gastronómico y cultural, que la conviertan en una ciudad a visitar en cualquier época del año, con lo cual se puede atacar de forma definitiva el problema de la estacionalidad del turismo, logrando una mayor estabilidad en todas las épocas del año, lo que conllevaría mayor riqueza y trabajo más estable y de calidad".

La apuesta principal se basa en la creación de un gran parque cultural, compuesto por cinco parques temáticos, además de un recinto del vino, la sal y los esteros. Dispondría de una enorme superficie, ya que tan sólo el parque de las miniaturas ocuparía un mínimo de 30.000 metros cuadrados, el equivalente a la mitad del complejo comercial de Bahía Sur.

Aunque importante, ésta no será, sin embargo, la única actuación en materia turística. El cuatripartito está dispuesto a aprovechar también el entorno de Santa Ana para convertirlo en el mirador de la Bahía. De entrada, el programa de gobierno contempla la instalación de una gran escalera mecánica panorámica, que llevará directamente a los turistas hasta la explanada de la ermita, que cuenta con unas espectaculares vistas. La escalera será similar a la ya instalada en Toledo.

A lo largo del recorrido se instalarán una serie de paneles explicativos, estando previsto el adecentamiento general de toda la zona.

De igual modo, y con el fin de "hacer de Chiclana una ciudad atrayente" en materia turística, el cuatripartito también ha incluido en su programa la potenciación de los museos actuales y la creación de otros nuevos, de carácter monotemático. En el primero de los casos, en de los ya existentes, se va a cuidar de manera especial el contenido del Museo de la Ciudad, mientras que para el futuro se prevé la creación del Museo García Gutiérrez, donde se recreará la vida durante el romanticismo.

Entre los objetivos de futuro, pero pendiente aún de confirmación por cuanto depende del resultado de las negociaciones que ya se han comenzado a entablar con las autoridades eclesiásticas, destaca la intención municipal de abrir al público templos y conventos, además de crear un Museo Sacro, "donde poder enseñar el tesoro artístico de las iglesias de la localidad".

Por último, la apuesta municipal para atraer turistas lejos de la temporada estival se completa con la puesta en marcha de un Planetario, que contaría, según los responsables municipales, "con los últimos avances tecnológicos", ya que la intención es "convertirlo en un referente a nivel nacional".

La mayoría de estas actuaciones comenzarán a desarrollarse a partir de 2009, si bien en algunos casos ya se están dando los primeros pasos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios