Medio Ambiente abre expediente sancionador al Ayuntamiento

  • De no ejecutarse el cierre de La Victoria, la Delegación podría acudir a la Fiscalía

La Delegación provincial de Medio Ambiente ha decidido abrir expediente sancionador al Ayuntamiento de Chiclana tras comprobar que no ha procedido, tal y como le ordenó, al cierre del vertedero de la finca La Victoria.

Esta sanción, calificada como 'grave' y que ha sido impulsada por la Delegación tras certificar que a esta instalación continúan entrando camiones con escombros y los vehículos propios del servicio de recogida de basuras de la localidad, podría traer consigo una multa máxima de 200.000 euros.

Asimismo, Medio Ambiente, que volverá a instar al Ayuntamiento a que, de forma inmediata, proceda a ejecutar el cierre de la instalación por no cumplir los requisitos que marca la ley, ha desestimado conceder la prórroga al cierre que solicitó el equipo de gobierno local, decisión que sustenta en que tal petición se produjo fuera de plazo.

Por lo que a la orden de cierre y su ejecución se refiere, los responsables de Medio Ambiente confían en que el Consistorio, ante la gravedad del hecho, proceda a materializarla de forma inmediata, ya que de lo contrario están dispuestos a acudir a la Fiscalía.

De este modo, el Ayuntamiento, que ahora cuenta con un plazo para presentar las alegaciones que considere oportunas, tiene ante sí un problema de difícil y urgente solución, ya que el cierre, más tarde o más temprano, del vertedero de La Victoria obligará a que los camiones de recogida de basura tengan que trasladarse hasta Miramundo para realizar sus depósitos, un hecho que conllevará un aumento de los costes y que, además, hará necesario que se incrementen los medios, humanos y materiales, para que , ante la lejanía de la citada instalación, se pueda seguir ofreciendo un servicio con las máximas garantías. Una medida, la referida, que se hará necesaria hasta que se produzca la puesta en marcha de la anunciada planta de transferencia, actuación que el Consistorio espera que sea respaldada económicamente por la Junta de Andalucía.

No obstante, el equipo de gobierno, como ya lo hizo el de una localidad vecina de la Bahía, también podría optar por habilitar un punto de acopio de residuos próximo a la ciudad para, desde el mismo, trasladarlos en camiones de mayores dimensiones hasta las instalaciones de Miramundo.

Por lo que a los escombros se refiere, la solución se antoja más fácil, ya que, como ha indicado la propia Delegación Provincial de Medio Ambiente, la localidad cuenta con instalaciones autorizadas.

De lo que no cabe la menor duda es que el Consistorio chiclanero, concretamente el delegado municipal de Medio Ambiente y Urbanismo, José Pedro Butrón, tiene sobre la mesa un problema que, lejos de valoraciones políticas, exige la mayor diligencia para que el mismo no se agrave.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios