Lamentable imagen de Pelagatos por la acumulación de contenedores

  • La protesta de un sector de transportistas por el cierre de La Victoria convierte el polígono en un vertedero · El Ayuntamiento no descarta comenzar a sancionar

Comentarios 12

Parte del polígono industrial de Pelagatos ha comenzado a convertirse ya en un auténtico vertedero debido a la acumulación de contenedores y a que buena parte del contenido de los mismos ha sido esparcido por los parterres y viarios anexos.

La protesta que mantiene un sector de transportistas desde que la Junta procediera al cierre del vertedero de La Victoria está comenzando a provocar serios problemas en la zona, lo que ha motivado que la Delegación municipal de Medio Ambiente se esté planteando ya proceder a sancionar a los propietarios de estos contenedores, al recordar que "se trata de un espacio en el que está prohibido el depósito de estos contenedores", según reconoció ayer el responsable del área, José Pedro Butrón.

El propio delegado de Medio Ambiente y Urbanismo avanzó que "el Ayuntamiento se está planteando la posibilidad de habilitar un lugar para el acopio de inertes voluminosos", esto es, todos los restos que no pueden ser asumidos por la planta de transferencia de El Chaparral.

Butrón lamenta la imagen que presenta actualmente parte del polígono industrial de Pelagatos, recordando que "muchos de estos transportistas se negaban a llevarlos a El Chaparral porque decían que se estaba contaminando el Medio Ambiente. Y yo me pregunto ahora si lo que están haciendo en Pelagatos es lo que ellos llaman respetar el Medio Ambiente".

Por otra parte, y según ha reconocido también el delegado municipal de Medio Ambiente, aún no se ha podido llevar a cabo la firma para que la finca de La Victoria se convierta en punto de acopio para los residuos sólidos urbanos. No obstante, Butrón ha matizado que "a pesar de ello, el acopio ya se está realizando desde hace un par de semanas, ya que lo único que resta es proceder a la firma del acuerdo".

Según los datos a los que ha tenido acceso este Diario, el problema para la firma del citado acuerdo radica en las diferencias que aún siguen manteniendo ambas partes sobre determinados aspectos que figuran en el contrato ya redactado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios