La Junta estudiará alternativas al trazado del tranvía por la localidad

  • El cuatripartito insiste en defender la opción del soterramiento como solución · Los técnicos de la Junta comienzan a aceptar que la peatonalización de la calle Mendizábal crearía un grave problema de tráfico

La Junta de Andalucía va a estudiar posibles alternativas al trazado del tranvía a su paso por la localidad, según se desprende de la reunión mantenida ayer entre el gobierno municipal y la Delegación Provincial de Obras Públicas, una reunión en la que estuvieron presentes el alcalde chiclanero, Ernesto Marín; el delegado municipal de Urbanismo, José Pedro Butrón; el delegado provincial de Obras Públicas, Pablo Lorenzo; y los técnicos de la Junta de Andalucía.

En este encuentro, el cuatripartito mostró su "rechazo" al trazado planteado por la Junta, al entender que el mismo "no es bueno para Chiclana, sino al revés, ya que divide a la ciudad en dos partes, al tiempo que crea un grave problema de tráfico en la Plaza de Andalucía por la peatonalización de la calle Mendizábal".

De igual modo, el cuatripartito hizo ver a la Junta que "no es lógico perder dos de las cuatro vías de entrada a la ciudad después de tantos esfuerzos realizados para tenerlas".

Como solución, desde el gobierno municipal chiclanero se insiste en defender la opción del soterramiento, una alternativa, en opinión de Ernesto Marín, "que no es increíble, como se ha visto en Cádiz, con unos resultados estupendos, y como se ha planteado en Puerto Real".

Una vez expuestos estos argumentos y las posibles soluciones, "los técnicos de la Junta de Andalucía abandonaron la reunión", según destaca el alcalde, quien considera que "esta postura la entendemos como un gesto de que se van a estudiar las alternativas que hemos presentado, así como otras posibles".

En cualquier caso, Marín destaca que "la Junta no ha hecho ningún comentario sobre el soterramiento, pero tampoco ha puesto cara de póker".

De momento, lo que ha quedado claro también tras esta reunión es que el trazado definitivo saldrá del consenso entre las partes. De un lado, porque el propio delegado provincial de Obras Públicas le ha recordado al Ayuntamiento que la Junta tiene potestad para llevar el tranvía hasta donde desee, pero también le ha asegurado que en ningún momento se ha planteado esta opción, por cuanto entiende que todo lo que se haga debe ser de acuerdo con el Ayuntamiento. Y por otra parte, porque el Consistorio ha mostrado su rechazo al trazado, pero no al proyecto, con el que sí está de acuerdo.

Ahora, ambas partes estudiarán los planteamientos por separado con vistas a una próxima reunión, que por el momento no tiene fecha, pero que sí debe servir para concretar ya el trazado definitivo.

En esta próxima reunión no se descarta, incluso, que desde el cuatripartito se hable, con más detalle, sobre el proyecto del tren, un tema que, según Marín, ayer "se tocó sólo de pasada, pero en el que queremos insistir más adelante, porque no era el momento adecuado".

Otro de los asuntos que también se debatió ayer fue el futuro de la Ronda Oeste, un proyecto en el que no hay discrepancia entre las partes, al menos de momento. En este sentido, el cuatripartito trasladó a la Junta su "total respaldo", siempre y cuando se tuvieran en cuenta las correcciones medioambientales propuestas y que han sido recogidas en el anteproyecto correspondiente, un documento que está concluido desde el pasado mes de octubre, pero que aún no ha sido aprobado por parte de la Junta. Una vez que dicho anteproyecto sea aprobado, los técnicos municipales estudiarán su trazado para determinar si se le da o no el visto bueno por parte del Ayuntamiento, algo que a día de hoy parece seguro.

A partir de ese momento, el Ayuntamiento deberá proceder a la adquisición de los terrenos necesarios para su ejecución.

El único aspecto en el que no hay acuerdo pleno aún sobre la Ronda Oeste es en el financiero. En este sentido, el delegado de Urbanismo, José Pedro Butrón, recordó las palabras de la Consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez, quien llegó a afirmar que "si es necesario, la Junta paga entero el proyecto".

Actualmente, y según el acuerdo alcanzado en su día, la financiación correspondía en un 60 por ciento a la Junta y en un 40 por ciento al Ayuntamiento, un porcentaje que Butrón desconoce si se podrá o no asumir por parte del Consistorio, por lo que no descarta solicitar a la Junta que se comprometa a financiar íntegramente la obra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios