IU no comparte el auto judicial que archiva la denuncia sobre Román

  • La asamblea local considera que hay hechos innegables no reconocidos en el auto

Comentarios 35

La Asamblea Local de Izquierda Unida ha manifestado su "disconformidad" con el contenido del auto judicial dictado por el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Chiclana, Julio Serrano, en relación al caso Coto San José. Por parte de la organización de izquierdas "no se comparte en ninguno de sus extremos lo dictado por parte del juez en relación al caso".

Para Izquierda Unida, "hay que recordar que la imputación de Román se hizo por parte del propio juez que dicta el auto, tras recibir la correspondiente denuncia proveniente de Fiscalía".

Por ello, IU entiende que "es la Fiscalía la que tramita esta actuación, remitiendo los hechos al juzgado correspondiente. Actuación de la misma con la que estuvo y sigue estando totalmente de acuerdo, ya que entienden que los hechos denunciados pueden ser constitutivos de delito y existen muchos indicios para considerarlo de esa manera".

Izquierda Unida ha incidido en "transmitir a los ciudadanos de Chiclana un mensaje de tranquilidad por el deber cumplido ante los mismos, ya que es obligación de cualquier cargo, organización pública o particular poner en conocimiento de la autoridad competente, en este caso la Fiscalía, cualquier actuación en el ámbito de la público que pudiera constituir delito. Esa fue la actuación de la organización en este caso, siempre buscando la defensa del patrimonio municipal, y además la propia Fiscalía fue la que apreció esos indicios de delito penal y elevó la denuncia al juzgado tal y como recoge el propio auto. Las responsabilidades que pudiera tener algún político parten, como de todos es bien sabido, de la imputación posterior que realizó el mismo juez".

Los servicios jurídicos de la asamblea de Izquierda Unida están analizando el contenido del auto de cara a un posible recurso. "Los hechos trasladados a la Fiscalía y posteriormente denunciados por la misma, entienden que es una verdad absoluta, puesto que el entonces alcalde ratificó en la notaría una escritura de aceptación de la parcela cuando los embargos ya era conocidos por parte del propio Ayuntamiento".

IU asegura que les ha causado "sorpresa y estupor la calificación como posible denuncia falsa el poner en conocimiento de la Fiscalía hechos que podían constituir delito, tal y como es obligación de cualquier cargo u organización pública, habida cuenta además que tanto esa misma Fiscalía como el propio juzgado admitieron esta comunicación por parte de Izquierda Unida y actuaron de oficio. Incluso por parte del juez se imputó a José María Román como presunto culpable".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios