La Guardia Civil se refuerza con 25 agentes en la 'Operación verano'

  • Cruz Roja, Protección Civil y Policía Local también ponen en marcha sus dispositivos especiales de seguridad para los próximos meses, con casi un centenar de personas

Comentarios 2

Un total de 25 agentes de la Guardia Civil han sido destinados al Puesto Principal para reforzar la seguridad del municipio. Unos efectivos que forman parte del operativo especial Operación Verano que el Ministerio del Interior pone en marcha cada año para reforzar la seguridad de las principales zonas turísticas del país.

Este plan permite aumentar la vigilancia y el control preventivo en vías de comunicación urbanas e interurbanas, así como en estaciones, hoteles y playas reforzando las plantillas de las zonas afectadas y permitiendo una mayor colaboración con el sector turístico.

Pero la Guardia Civil no es el único Cuerpo de Seguridad que incrementa sus efectivos en los meses estivales. Policía Local, Cruz Roja y Protección Civil también ponen en marcha dispositivos especiales para velar por la seguridad de la población chiclanera que en los meses de verano se ve notablemente incrementada a la par que cambian los servicios que prestan para dar respuesta a las necesidades específicas de esta época.

De este modo, la Policía Local ha puesto ya en funcionamiento el módulo de vigilancia ubicado en la segunda pista de la playa de La Barrosa para reforzar su presencia en la costa chiclanera. Allí trabajan de cinco a nueve agentes diariamente patrullando en bici, quads y, en horario vespertino, recorren la costa en un vehículo policial. Además, también hay un agente en las dependencias policiales para atender las denuncias, quejas y peticiones de los ciudadanos en horario de once de la mañana a ocho de la tarde.

Además, la Policía Local vigila diariamente el casco urbano del municipio con ocho agentes en cada turno dividido en tres patrullas del 092 y una de tráfico. Por su parte, los fines de semana hay entre siete y ocho parejas policiales realizando las labores de vigilancia.

Las áreas específicas que cobran mayor relevancia en la época estival son las relativas al tráfico, al botellón, a la venta ambulante y, muy especialmente, a la vigilancia de la zona del litoral, donde se concentra un mayor número de ciudadanos en esta época del año.

A esta treintena de agentes de la Policía Local que trabaja a diario en el municipio, se unen en la zona de playa los 32 efectivos de la Cruz Roja que, desde principios de julio, velan por la seguridad de los bañistas. En total son cuatro los puestos que cuentan con personal sanitario situados a lo largo del litoral: en Sancti Petri, la bajada del hotel Valentín, la Loma del Puerco y el puesto principal situado en la segunda pista de la playa de La Barrosa. Además de cuatro lanchas con patrón y socorrista que vigilan las aguas del municipio, siete torretas y dos ambulancias.

Unas tareas de vigilancia en las que también participan unos 25 voluntarios de Protección Civil divididos en distintos turnos de trabajo. Entre sus tareas más habituales en época estival se encuentran la revisión del estado de las playas cada mañana, así como actividades de vigilancia y atención a los ciudadanos, a los que suelen ofrecer información de diversa índole.

De este modo, más de un centenar de personas trabajarán de forma coordinada a lo largo de los meses de julio y agosto para que esta época de notable aumento de población y mayores riesgos por la temporada de playas transcurra sin incidencias destacables.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios