Las Federaciones de Vecinos alertan de las consecuencias del 'catastrazo'

  • El colectivo denuncia subidas superiores al 2.100 % en puntos del extrarradio · Advierten de las repercusiones económicas indirectas y anuncian una demanda colectiva si no prosperan los recursos

Comentarios 13

600

Las Federaciones de Vecinos alzaron ayer su voz para poner en alerta a los ciudadanos de Chiclana sobre las consecuencias económicas que conllevará el denominado catastrazo, ya que entienden que hasta la fecha "no ha tenido repercusión social a pesar de que, hoy por hoy, es el problema número uno al que se enfrentan las viviendas situadas en el extrarradio", según destacó Rafael Oliver Alcón, secretario de la Federación Pagumo.

Las Federaciones de Vecinos consideran que "los ciudadanos no son aún conscientes de la situación, porque sólo han visto unos pequeños incrementos en los recibos del IBI". Sin embargo, alertan de que "lo verdaderamente importante es la subida que ha experimentado el valor catastral y cómo les va a repercutir durante los próximos años".

En este sentido, cabe aclarar que el incremento del IBI se irá aplicando de forma progresiva durante los próximos diez años.

De momento, la Federación Pagumo, una de las más activas en este proceso, confirmó ayer que la Gerencia del Catastro no ha rechazado ningún recurso hasta la fecha, a pesar de haberse cumplido ya el plazo de alegaciones. Dichos recursos, no obstante, deben ser individuales y no colectivos.

Por este motivo, las distintas federaciones están llevando a cabo una serie de iniciativas para que los vecinos puedan presentar sus recursos de forma individualizada. Si estos recursos no son atendidos, las distintas Federaciones Vecinales de Chiclana ya se han planteado la posibilidad de presentar una demanda colectiva contra la ponencia de valores, para la que pedirán el respaldo de partidos políticos, sindicatos de trabajadores y empresarios, asociaciones de toda índole e incluso del Defensor del Pueblo.

Por ahora descartan movilizaciones por cuanto entienden que "para que haya movilizaciones debe haber un clima social propicio y eso no existe actualmente, a pesar de que estamos dando datos concretos que alertan de la situación", señaló el secretario de Pagumo.

Rafael Oliver, asimismo, aseguró que "ya hemos mantenido reuniones con personal del catastro y hemos hablado con la delegación de Cádiz, donde reconocen que es un disparate. Un disparate por cierto consentido también por el Ayuntamiento, donde consideran que no hay nada que objetar a la aprobación de la ponencia de valores".

Las Federaciones de Vecinos denuncian, sin embargo, subidas superiores al 2.100 % en algunos puntos del extrarradio, como sucede en Hozanejo Alto, o del 1.216 % en la Área de Gestión Básica número 5, donde existen suelos sin servicios básicos.

El colectivo considera que los nuevos valores adjudicados a las propiedades y viviendas del extrarradio son equiparables a los que se han establecido en el centro de la ciudad, a pesar de que en los primeros no existen servicios básicos, ni tan siquiera alumbrado público o agua potable.

Las Federaciones de Vecinos piden, por todo ello, a los ciudadanos que "no se dejen confundir por el hecho de que el recibo del IBI sólo suba un poco este año".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios