Detenidos seis conductores por delitos contra la seguridad

  • Contra uno de ellos existía una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión

Un total de seis conductores han sido detenidos a lo largo del pasado fin de semana por la Policía Local por delitos, faltas e infracciones relacionadas con la seguridad vial.

El primero de los incidentes destacados se produjo el viernes, sobre las ocho y media de la tarde, cuando agentes de la Policía se encontraban realizando un control en la Avenida de la Diputación. Allí observaron una motocicleta que, tras darle el alto, aceleró dándose a la fuga, teniendo que apartarse uno de los agentes para no ser arrollado. Durante la persecución la motocicleta circuló a gran velocidad, no respetando las señales. Finalmente los agentes interceptaron a la motocicleta, identificando a M.M.R., de 23 años, que tenía el permiso de conducción retirado por orden judicial, por lo que se procedió a su detención como responsable de dos presuntos delitos contra la seguridad vial. Además al detenido le consta una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión.

Por otra parte, en la madrugada del sábado, cuando agentes de la Policía se encontraban realizando un control en la Avenida de la Diputación, dieron el alto a un vehículo cuyo conductor presentaba claros síntomas de encontrarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas, arrojando un resultado positivo en las correspondientes pruebas de detención alcohólica. Se procede a la detención del conductor., de 55 años como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial. Apenas 20 minutos después dieron el alto a un vehículo cuyo conductor presentaba claros síntomas de encontrarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas, arrojando un resultado positivo en las pruebas de detención alcohólica. Asimismo, se detuvo al conductor, de 46 años como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial.

Por último, cabe destacar que a primera hora de la madrugada de ayer se recibió aviso en la Jefatura de un vecino que manifiestó que junto a su vivienda se escuchaba a unos niños llorar. Personados los agentes se comprobó que en la vivienda se encontraban solos dos menores de 6 y 2 años, no encontrándose la madre allí. Posteriormente compareció la madre de los menores en estado ebrio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios