Costas anuncia medidas de urgencia en el acantilado de La Barrosa

  • La zona con mayor riesgo de derrumbe, que ayer seguía siendo de libre acceso, será señalizada mientras se tramita una solución definitiva · El objetivo es culminar la escollera para brindarle mayor seguridad

Comentarios 2

La Demarcación de Costas Andalucía Atlántico anunció ayer medidas de urgencia para garantizar la seguridad de los bañistas en la zona del acantilado de Torre Bermeja, en la playa de La Barrosa, donde se han producido al menos dos desprendimientos de rocas y barro en los últimos días.

De momento, la primera de las medidas que adoptó ayer Costas fue la de dar orden de señalizar con cartelería la parte del acantilado de Torre Bermeja con mayor riesgo de derrumbe a raíz de los desprendimientos de los últimos días. No obstante, ayer ni tan siquiera fue acotada la zona, siendo testigo este Diario de cómo numerosas personas, incluidos niños, transitaron por las rocas desprendidas del acantilado, algunas de ellas de más de metro y medio de altura.

El objetivo de las medidas previstas, según han señalado a este Diario fuentes de la Demarcación de Costas, es "advertir a vecinos y visitantes del peligro que todavía presenta parte de este acantilado y con ello, evitar riesgos innecesarios".

Esta decisión la han tomado técnicos de este organismo del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino después de comprobar en la mañana de ayer sobre el terreno, en coordinación con el Ayuntamiento de Chiclana, el alcance del desprendimiento sufrido, que por suerte no ha sido de gran envergadura.

De forma paralela, la Demarcación ha empezado a preparar una actuación para reforzar la parte del acantilado que presenta mayor riesgo de derrumbe.

Esta intervención, que todavía está pendiente del visto bueno de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar, pretende dar continuidad a la escollera de la misma playa ejecutada en una actuación anterior por parte de Costas para proteger el referido acantilado y atajar cualquier riesgo futuro de forma más definitiva.

Tal y como ya avanzamos en nuestra edición de ayer, los desprendimientos, según confirmó a este Diario el jefe de Protección Civil, Eladio Martínez, se produjeron en la madrugada del domingo al lunes. Una vez que Protección Civil tuvo conocimiento de dichos desprendimientos informó tanto a la Policía Local como al Ayuntamiento y a la Demarcación de Costas por el peligro que ello suponía para los bañistas. Sin embargo, las actuaciones se dilataron hasta ayer por la mañana, justo un día después de que este Diario publicara las fotografías de los desprendimientos.

Y es que se dio el caso de que durante toda la tarde del miércoles, cuando la bajamar permitió el acceso, decenas de bañistas hicieron uso de esta zona de la playa.

En vista de esta situación, Costas envió ayer por la mañana a varios técnicos para que inspeccionaran la zona y adoptaran las medidas oportunas, que de momento se van a centrar en señalizar adecuadamente la zona, además de plantear una actuación de futuro con objeto de continuar con la escollera ya ejecutada por Costas para brindar mayor seguridad a toda la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios