El Consistorio sigue sin dar solución al problema del botellón en la costa

  • Pese a la llegada del verano, Juventud continúa sin habilitar un espacio para dicha práctica, ante las quejas de hoteleros y hosteleros

Pese a la llegada del verano, con el habitual aumento de población en esta época y su concentración en la zona de la costa, y tras un año anunciando la intención municipal de tomar las pertinentes medidas para poner solución al problema del botellón en la playa, la situación sigue sin ser resuelta.

Así se desprende además de las quejas que esta misma semana han trasladado los hoteleros y hosteleros de la zona de Novo Sancti Petri al delegado de Turismo, José Manuel Lechuga, en el último de los varios encuentros mantenidos para este y otros asuntos entre representantes de los sectores afectados por esta situación y el Consistorio. Y es que, pese a haberse anunciado en reiteradas ocasiones por parte de la Delegación de Juventud, al frente de la cual se encuentra Agustín Díaz, que desde hace meses se estaban haciendo las gestiones pertinentes para habilitar una zona que albergara la práctica del botellón en la costa, lo cierto es que esta medida sigue sin concretarse, una vez comenzada ya de pleno la temporada de verano.

En este sentido, desde el Consistorio, y más concretamente desde las delegaciones de Juventud, Seguridad y Obras, se vienen anunciando desde hace semanas diferentes actuaciones de búsqueda y análisis técnicos de diversas zonas en la costa susceptibles de ser habilitadas como aptas para la practica del botellón, requisito imprescindible para ello después de la entrada en vigor de la normativa que prohibe beber en espacios públicos no habilitados por los ayuntamientos para ello.

Llegados a este punto, tal y como sucediera el pasado verano, los principales hoteles y los hosteleros locales, según se ha hecho público desde el Consistorio, han vuelto a trasladar a los responsables municipales su preocupación por la seguridad y los botellones como principales problemas del sector. Fue de nuevo la zona que se ubica junto al centro comercial Bellamar la que concitó más debate en dicho encuentro, demandándose una solución urgente que garantice el derecho al descanso de los usuarios de los hoteles cercanos. No obstante, reconocieron el esfuerzo realizado el pasado verano por el Ayuntamiento chiclanero y recalcaron que las actuaciones de la Policía Local ayudaron a minimizar los efectos negativos de la movida, una situación que llevan soportando desde finales de los 90. Desde Seguridad se comprometieron a incrementar la vigilancia de este punto de manera urgente, de forma que se aborten todas las concentraciones juveniles de la zona, aplicando para ello la ley antibotellón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios