"Confiamos en remontar a partir del segundo semestre de este año"

  • El presidente de los empresarios de Chiclana, Nicolás Rodríguez, insiste en la necesidad de que se creen uniones temporales de empresas · Considera que la regularización de viviendas aportará beneficios

Comentarios 10

Mirar hacia adelante. Ese es el principio en el que se apoya el presidente de la Asociación de Empresarios de Chiclana, Nicolás Rodríguez, tras dejar atrás un año "malo" para los intereses de las empresas de Chiclana. Dentro de tres meses cumplirá su primer aniversario al frente de los empresarios de la ciudad después de sustituir a José González. Admite que le ha tocado asumir esta responsabilidad en una época más que complicada, pero también confía en que algún día desaparezca esta pesadilla económica.

-¿Cómo resumiría este pasado año 2009 en Chiclana desde el punto de vista empresarial?

-Ha sido un año malo. Cabe reconocer que no ha sido nada bueno y la prueba de ello está en los datos del paro, unas cifras muy elevadas de desempleados que lo dicen todo. Pero no sólo se padece la crisis en Chiclana, sino que los empresarios también perciben que toda la Bahía y la provincia en general está afectada por estos malos momentos económicos.

-¿Ve una salida a corto plazo para escapar de los pésimos resultados económicos?

-Los empresarios de la localidad no creemos que en el inicio de este año haya una recuperación económica. Hay que tener en cuenta que ahora llega la cuesta de enero y luego vendrán unos meses poco alentadores. Sin embargo, personalmente creo que los empresarios confiamos en remontar el segundo trimestre de este año. Al menos, esperamos que así ocurra.

-Hay poco dinero, poco trabajo, mucha incertidumbre...

En efecto. La gente no está comprando y prefiere ahorrar ante los pésimos tiempos que vivimos. Como usted bien dice, uno de los principales problemas es la incertidumbre a la pérdida del trabajo y por eso ahora se ahorra más que en los tiempos de bonanza.

-Los empresarios de Chiclana tendrán que poner en marcha nuevas medidas para salir de este agujero.

-No sólo los de aquí, sino los de otras muchas poblaciones. Pero si es verdad que en Chiclana es necesario que las empresas se unan para ser más competitivas. No podemos ir cada uno por su cuenta. Ya lo dije en la convivencia empresarial que celebramos anualmente: Hay que formar UTEs (Uniones Temporales de Empresas) para luchar contra otras empresas más fuertes que las de esta ciudad.

-¿Que beneficios reportarían esas uniones de empresas?

-Por ejemplo, se conseguirían más obras en el segundo Plan E que se pondrá este año en marcha en Chiclana. En el primer Plan E ha ocurrido que algunas empresas no han optado a obras por errores de documentación y porque otras firmas eran más fuertes. Eso ha supuesto que empresas de la localidad sólo han podido trabajar a través de subcontratas.

-¿Cree que el proceso de regularización supondrá un revulsivo para los empresarios?

-Pienso que sí. Pero como he comentado antes, hay que reorganizarse para que no vengan otras empresas de fuera a quitarnos las obras. Desde este punto de partida, el proceso de regularización de viviendas significaría, sin duda, una buena oportunidad empresarial, pero, insisto, es imprescindible cambiar el chip.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios