Chiclana renueva su compromiso solidario con los refugiados del Sáhara

  • A mes y medio para la llegada de los niños procedentes de los campamentos, Sadicum ya cuenta con 28 solicitudes de acogida

Con el telón de fondo, dramático y casi acostumbrado, del llamamiento urgente de los responsables de la Media Luna Roja en demanda de ayuda internacional para paliar la situación, casi perenne, de escasez alimentaria en la que sobreviven desde hace décadas los refugiados de los campamentos saharauis, se vuelven a hacer más necesarios que nunca los gestos de solidaridad. Muestras que van desde el apoyo a las campañas de recogida de alimentos hasta la que, una vez más por estas fechas, desarrollan las distintas asociaciones de ayuda al pueblo saharaui bajo el lema 'Vacaciones en paz'. Una iniciativa que aleja, aunque sea por unas semanas, a los más pequeños (entre 7 y 12 años) del drama en el que les ha tocado crecer y cuya solución se pierde en un horizonte incierto.

"La solidaridad de los chiclaneros está siendo igual de comprometida que en años anteriores, ya que, a falta de poco más de un mes y medio para que lleguen los niños, ya contamos con el respaldo de 28 familias, lo que nos va a permitir alcanzar las 32 acogidas previstas", apunta Antonio García, responsable de asociación de ayuda al pueblo saharaui Sadicum.

"No obstante", resalta, "estamos y vamos a seguir haciendo campañas de sensibilización para lograr la solidaridad de las cuatro familias que nos restan y si puede ser de algunas más, ya que es obvio que cuantos más niños traigamos mayor apoyo estaremos dando a un pueblo que lo necesita más que nunca".

De este modo, además de trasladar esta realidad y la necesidad de sumar apoyos a colectivos como los scouts y otros colectivos juveniles, Antonio García apunta que "estamos manteniendo reuniones con asociaciones de vecinos de cara a sumar familias para ésta y para el resto de iniciativas que impulsamos a lo largo de todo el año en favor de los refugiados de los campamentos".

Cabe apuntar que, al igual que el año pasado, los niños de acogida llegarán a mediados del mes de junio, permaneciendo con las familias hasta mediados de agosto, un periodo en el que, además de dejar atrás las precariedades que padecen en los campamentos, participarán en distintas actividades de ocio y reivindicativas en favor del Sáhara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios