Brillante jornada, con amplio menú gastronómico y de coplas

  • Los actos organizados por entidades y Consistorio cuentan con un gran respaldo · De la Llave recibe el langostino de plata

Comentarios 8

Tal vez fuera por el buen tiempo, tal vez fuera por la variedad, tal vez fuera por la calidad de los productos ofertados, tal vez fuera porque muchas viandas eran gratis, tal vez fuera por los cambios introducidos en el programa de Carnaval, tal vez fuera por agradecer el enorme esfuerzo realizado por las peñas y entidades o tal vez fuera por la huelga de Comes, que impidió que muchos chiclaneros pudieran desplazarse hasta Cádiz. Sea cual fuera la razón, lo cierto es que los actos gastronómicos organizados por las entidades carnavaleras cosecharon ayer un amplio respaldo popular, que en algunos casos llegaron incluso a sorprender a los propios organizadores, según reconocieron algunos de ellos.

A esta circunstancia, además, se unió el acto organizado por el Ayuntamiento en la plaza de Las Bodegas, que, al igual que en la noche del sábado, volvió a llenarse y a quedarse pequeña debido a que el tablao se ha instalado en la zona más estrecha, concretamente en el hueco que desemboca en la calle La Plaza. El ambiente en este escenario, no obstante, comenzó algo flojo para ir animándose poco a poco. Casi al filo de las seis de la tarde aún seguían escuchándose coplas.

Donde el ambiente sí estuvo caldeado durante toda la jornada fue en la Langostiná, que en esta ocasión alcanzaba ya su décimo cuarta edición. Allí, sobre el escenario del Callejón del Águila y poco antes de las dos y media de la tarde, Antonio de la Llave recibía el langostino de plata, cumpliendo así con una vieja tradición de la peña Hombres del Campo, que repartieron entre los aficionados 250 kilos de langostinos, cocidos ayer mismo por la mañana. Como postre, la actuación de El Parri que volvió a deleitar con algunos de los cuplés que ya pronunció la noche anterior durante el pregón. De nuevo, Román, Ernesto Marín y Guerrero recibieron su repaso.

Metros más abajo, concretamente en la calle Gladiolos, la AVV Mayorazgo echaba humo con su XVII Sardiná, mientras las agrupaciones, aprovechando la cercanía, alternaban entre uno y otro tablao. La presentación corrió a cargo de la delegada de Cultura, Estefanía Benítez.

Más alejado, en la sede de la AVV Rafael Alberti, en la carretera de Medina, el menudo era el protagonista, también en un recinto abarrotado.

Por último, el acto gastronómico más joven, la chorizada popular, permitió también escuchar las ocurrencias de El Parri en las instalaciones de la peña madridista, que ayer vivía, en cierto modo, un día triste por la derrota encajada por su equipo en Almería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios