Altos cargos del Consistorio recuperan el 'plus' de productividad

  • UGT, CCOO y CSIF, defraudados, no descartan impulsar movilizaciones

Las tres fuerzas sindicales más representativas del personal funcionario del Ayuntamiento, UGT, CCOO y CSIF, han mostrado su contrariedad y malestar ante "las piruetas seudolegales que ha realizado el actual equipo de gobierno para restablecer a determinados altos cargos el incremento en la productividad que en octubre se les retiró dado que se venía cobrando de modo irregular ".

"Con gran sorpresa y sin ningún tipo de explicación", denuncian, "hemos comprobado como una medida que saludábamos como afortunada en materia de Personal ha sido modificada y se ha dado marcha atrás en el plazo récord de un mes en beneficio de los mismos altos cargos a quienes se les retiró, en algún caso con paga doble para 'resarcirlos del apuro económico' al que se les sometió en octubre".

"Hay que decir con sarcasmo", añaden, "que esta inusitada agilidad en resolver los 'temas importantes' de este Ayuntamiento nos sorprende sobremanera y que reivindicamos la misma actitud frente a reivindicaciones históricas que soportan los más de 50 trabajadores que se encuentran desde hace más de 20 años en situación de interinidad o que, por otra parte, le pregunten a los abnegados ciudadanos que soportan con santa paciencia los dilatados plazos de cualquier trámite municipal".

Para los sindicatos, "resulta increíble que para crear aún más agravio comparativo con el resto del funcionariado a los que su incremento estaba cercano a los 800 euros se le hayan buscado fórmulas para que se convierta en legal lo que era irregular, fórmulas que seguramente han sido elaboradas por los propios afectados para seguir cobrando esos incrementos y, sin embargo, para los que su productividad se había elevado en torno a los 100 euros el pastel no haya llegado, seguramente porque no se tratan de altos cargos sino de personal de segundo nivel". "O, quizás", añaden, "era sólo una estrategia pueril para quitarles cantidades irrelevantes a esta decena de trabajadores de segundo rango con el apoyo sindical para poder seguir engordando las nóminas de los altos cargos. Si ese va a ser el método a seguir para meter por la puerta falsa todo lo que parezca irregular la ciudadanía puede empezar, con razón", resaltan, "a sentirse inquietos y ahí las fuerzas sindicales estaremos enfrente para no consentir nuevas tropelías".

"Debe tenerse en cuenta", recuerdan, "que estas cantidades que engrosaban notablemente los sueldos de estos altos cargos no se ajustaban a ningún tipo de acuerdo, ni negociación con los representantes sindicales, ni nunca fueron aprobados en Pleno y, desde octubre, no se han producido cambios en las funciones, en las responsabilidades, en los cometidos, en el nivel de implicación de estos altos cargos que justifique que en octubre se les retire ese incremento indebido en la productividad y en noviembre se les abone".

"Además", destacan, "no ha existido acuerdo ni siquiera comunicación a los representantes de los trabajadores y, por supuesto, no ha sido sometido a la ratificación de Pleno, sólo se ha sometido a la decisión unipersonal de un decreto de alcaldía y por ende a la complicidad del equipo de gobierno".

Para los sindicatos "es un bochorno que se juegue de esta manera tan mezquina, con cartas marcadas, juego sucio y con alevosía y oscurantismo. Nos hemos sentido engañados por un equipo de gobierno a quien en un ejercicio de buena voluntad depositamos inicialmente nuestra confianza. Reprobamos esta más que injustificada marcha atrás que ni siquiera es ecuánime en tanto en cuanto deja descolgados a la parte más débil".

Por todo ello, UGT, CCOO y CSIF concluyen que "nos reservamos la decisión de iniciar movilizaciones del conjunto de los trabajadores para eliminar decisiones retributivas arbitrarias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios