Una sesión tocada, que no hundida

  • El cuarteto de Morera y la chirigota de Bocuñano, junto con el coro de La Viña, salvan la quinta preliminar del certamen que resultó desangelada tanto dentro como fuera del escenario

Comentarios 2

Siempre se mantiene la esperanza. Con el orden de actuaciones sobre la mesa minutos antes de llegar al teatro, mentalmente (no me riñan, todos lo hacemos) voy componiendo en mi cabeza la sessión de la noche. "Tal puede estar bien...", "cual seguro que vienen a por todas...", "ésta, uff... tela... a ver qué traen", "y, ¿quiénes son estos?"... Pero, como digo, la esperanza es lo último que se pierde y aguardo la sorpresa suma, el pelotazo inesperado, algo que me deje con la boca abierta...

Anoche no fue la noche. Quizás mañana o pasado. Pero no anoche. Cayetano, Marta del Castillo y la Duquesa de Alba fueron, otra vez, los temas predilectos de los autores que los trataron, además, con mediocridad, con alguna excepción. Esperamos el remate perfecto, la gran pirueta final pero, agua, anoche agua y más agua.

¿Hundida? No, qué va, de reflotarme se encargaron el cuarteto de Morera y la chirigota de Bocuñano, además de algunos detallitos del coro La Viña. Repertorios como salvavidas, como flotadores en medio del océano revuelto de las coplas. ¿Hundida? No, qué va, pero sí tocada. Como esta sesión desangelada. Me voy a casa cansada, que no derrotada, mañana más. Siempre hay más. Queda Carnaval. Y si queda Carnaval, queda esperanza.

Consulte los vídeos y las crónicas de las agrupaciones que participaron en la quinta sesión de preliminares

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios