La secta sigue ganando adeptos

  • La comparsa de los Carapapas emociona con sus pasodobles en una última jornada de cuartos en la que destacan el coro de Martínez Mora, las chirigotas del Love y el Remolino y la comparsa de Nene Cheza, todas ellas flamantes semifinalistas

Comentarios 8

Noche de cuchillos largos, o al menos, medianos. Pero antes, nueve agrupaciones en liza para intentar convencer al jurado. La secta de los Carapapas emocionó a base de pasodobles en una gran noche en la que destacaron el coro de Martínez Mora, las chirigotas del Love, Kike Remolino y Venimos con lo puesto y la comparsa de Nene Cheza Los ruinas.

La cuenta atrás de los cuartos comenzó con el coro de Paco Martínez Mora, que volvió a lucir tanto en letras como en voces y conjunto. Un grupo que suena como un bloque y potente como pocos y que tendrá la oportunidad de luchar por una plaza en la final en la siguiente fase.

La chirigota sevillana Venimos con lo puesto, además de hacer pasar un buen rato a los presentes, llegó dispuesta a callar de una vez los absurdos rumores que apuntan a una marcha del Concurso de Agrupaciones a Sevilla. Aunque esta sea su tierra, ellos no le faltarán a Cádiz ni a su Carnaval. Declaran la fiesta patrimonio gaditano, mensaje directo para aquellos que no lo tengan claro. Sus buenas letras y sus estupendas voces les han valido para colarse en semifinales. 

Primera comparsa de la noche, Los ruinas de Nene Cheza. Demostraron de nuevo un gran nivel en voces y afinación y dejaron dos buenos pasodobles, aunque la interpretación queda por encima de música y letra. Otra que da el salto a semifinales.

La chirigota del Cascana llegó después para continuar en cuartos la campaña que ya inició en preliminares a favor de la libertad de elección de las enfermeras en el caso de las faldas del hospital de San Rafael. Con mucha guasa y descaro se posicionaron contra el machismo y dejaron un divertido pasodoble, aprovechando la cercanía de San Valentín, para el 'noviazgo' del Cascana y la alcaldesa. Un cachondeo, vamos.

La comparsa de Barranco se encargó de cerrar la primera parte de la función. El autor quiso dedicar una emotiva letra a su madre, fallecida el mes pasado. Muy bonito su homenaje, aunque la comparsa estuvo en letras e interpretación por debajo de lo mostrado en preliminares. En estas, llegó el descanso.

Tras reponer fuerzas, llegaron los viejecitos del Love y el Cabra. Muy simpáticos, pero con letras por debajo de las ofrecidas en su anterior pase. Tendrán oportunidad en semifinales de mejorar su repertorio para intentar alcanzar la final.

Quedaban antes de concluir los dos primeros premios del pasado concurso en las modalidades de comparsa y chirigota. Primero llegó la comparsa de los hermanos Carapapas, que logró aún más adeptos para su secta con un repertorio de altura en el que lucieron especialmente dos pasodobles tremendos. El primero para el conocido como 'pocero bueno' y el segundo, todo sensibilidad, para su madre, a la que cuidan como ya hiciera antes ella con ellos. Una letra de esas que ponen los vellitos de punta con un giro final espectacular. Digno de oír, desde luego. Mantienen el nivel y pelearán por la final.

Después volvió el salón de belleza de Kike Remolino y Lolo Álvarez Seda, que se mantuvo en buena línea. Destacados pasodobles a sus madres y a los banqueros y simpáticos cuplés, eso sí, no tan buenos como los de preliminares. Y para concluir con la sesión y con la fase de cuartos, llegó la comparsa jerezana La última profecía, con letras combativas y una ligera mejora en voces que no les sirvió para convencer al jurado.

Abajo cortinas... y arriba de nuevo para el fallo del jurado. Eso ya es otra historia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios