El vigía

La secta de los pelapapas

Comentarios 3

Con este nombre se presenta en este concurso una simpática chirigota. Y califico a ésta sólo de "simpática", pues en este mundo carnavalesco que nos rodea hay que andar con pies de plomo respecto a lo que se dice, ya que alguno entendería que tengo algún tipo de favoritismo con mencionada agrupación, a cuyos autores no tengo el gusto de conocer. Y me refiero a ellos por que cada día observo más comportamientos sectarios entre los que formamos parte de este "gremio". Es momento de dar ejemplo. Sobre todo los que representamos a colectivos más o menos importantes según se mire. Cuando uno aglutina a personas con las que te une un objetivo común, afición o interés determinado no puedes dejar que la ira te ciegue y lo que estás representando pase a un segundo plano por cuestiones personales con fulano o mengano. Detrás de cada asociación viven personas que no utilizan a esta como una religión y que quieren lo mejor para sus compañeros sin menospreciar a los demás, gente que solo quiere cantar, tocar, escuchar, aplaudir o recortar papelillos para la cabalgata, a las cuales le estamos perdiendo el respeto. Me pronuncio así sabiendo de antemano que pensarán que la paz entre colectivos, tal y como está la cosa, es una utopía, pero mayores metas se consiguen con menos esfuerzo de la que esta requeriría. Si decidiéramos analizar por qué está sucediendo esto nos daríamos cuenta de que todos somos adeptos a nuestra particular secta y ahora en el concurso hacemos nuestra actuación estelar practicando nuestro dogma, incluyendo aquí a los fanáticos en la red (auténticos talibanes), a los lunáticos de puerta trasera del teatro, a los entendidos en un Carnaval Único y Verdadero, etc. E incluso a los servicios de limpieza del Falla que aprovechan este momento para pedir su respetable aumento salarial. Además, también vamos captando nuevos miembros. Claro ejemplo el de los que preparan en dos minutos su oración particular para alzar la voz en mitad de la actuación de quien ensayó durante cinco meses y también el de nuestros políticos, que se suben a nuestro particular altar con actuaciones poco acertadas, como la aparición de la alcaldesa en el escenario para felicitar a algunas agrupaciones. La regidora de nuestra ciudad debería saber que esto es un concurso y si hay que felicitar a alguien se hace fuera del escenario, sin cámaras ni prensa, por que todos los demás participantes, excepto lógicamente los foráneos, son tan gaditanos como los felicitados. Los medios de comunicación, en lugar de ayudar a preparar el ritual echando más leña al fuego, deberían de restar importancia a algunas noticias que realmente no la tienen sobre la "beautyfull people carnavalesca" y así después no se quejarían de que hay personas o entidades que no paran de llamarlos para que publiquen o mencionen tal o cual cosa.

Seguramente, se me quedará algo más en el tintero, pero si continuo tendré que pensar que quien está adoctrinando con sus pensamientos soy yo, entonces me vestiré la túnica y perteneceré también a la 'secta de los pelapapas'. Aunque me temo que ya estoy en ella. Gracias por dejarme utilizar vuestro nombre, compañeros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios